Por Juan José Brenes, Socio-Director de Brenes Abogados

 

La Comunidad Europea ha declarado que la industria fotovoltaica es vital para el desarrollo industrial de nuestro país y fundamental para la creación de empleo, y así ha sido suscrito públicamente por nuestro Ministro de Industria, José Manuel Soria.

Tras habernos convertido en una gran potencia en el sector fotovoltaico, hemos sido capaces de hundirlo en tiempo record. Nuestras empresas, punteras a nivel mundial en esta tecnología, se ven obligadas a cerrar o salir fuera de nuestras fronteras.

Todo ello ha sido propiciado por el proteccionismo del Estado a las energías tradicionales y a las presiones de estas, a lo que se ha sumado la sistemática falta de previsión y planificación que tan tristemente viene caracterizando a nuestros gobiernos.

Es sorprendente que nuestro Gobierno, reconociendo la importancia de esta industria y aceptando las recomendaciones de la Unión Europea, abandone y penalice a uno de los sectores industriales con mayor capacidad de desarrollo y de generación de empleo.

Ante esta situación incomprensible no podemos más que preguntarnos:

¿A quién perjudica el desarrollo de las energías renovables?

¿A quién beneficia su paralización?

¿Por qué no se promueve el autoconsumo?

¿Por qué se penaliza la creación de energías limpias?

¿No sería más lógico penalizar al que contamina?

¿Por qué no se potencian los contratos bilaterales entre los productores de energías limpias y las empresas?

¿Por qué no implantamos y mejoramos los sistemas establecidos en gran parte de Europa?

Es imprescindible planificar el futuro energético español, desde el convencimiento de que este pasa necesariamente por el impulso a las energías renovables.

 

“No podemos desaprovechar el mayor recurso energético con el que contamos”

 Aprovechar estos recursos nos permitirá reducir nuestra dependencia energética, alcanzar los compromisos adquiridos con la Unión Europea (22,7% en consumo de energías renovables en el año 2020), convirtiéndonos en el mayor productor fotovoltaico de Europa, crear empleo, potenciar nuestras compañías, exportar energía y posicionarnos nuevamente como país de referencia en el sector de las energías renovables.

Si no aprovechamos esta oportunidad y seguimos penalizando la industria fotovoltaica, ignorando el cambio energético que se está produciendo en otros países  (“Energiewende” en Alemania), estaremos comprometiendo el futuro energético de este país.

 

 

Brenes Abogados.

1 Comentario

  1. Señor Brenes,

    afirma usted que «(…) así ha sido suscrito públicamente por nuestro Ministro de Industria, José Manuel Soria». Podría indicarme dónde y cómo, por favor? ¿Hay documentos escritos al respecto?
    Gracias. Saludos y enhorabuena por la reflexión

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.