Se dio inicio al estudio de una reforma constitucional que reconocería el derecho de propiedad de los fondos de retiro.

 

Comenzó el estudio de una reforma constitucional presentada por los senadores Carlos Bianchi, Pedro Araya, Yasna Provoste y Alfonso De Urresti.

La Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado inició el estudio del proyecto de reforma constitucional sobre el derecho de propiedad con relación al retiro de fondos previsionales.

La iniciativa busca consagrar en la Constitución el derecho de propiedad de los fondos de la cuenta de capitalización individual, sin restricción en el ejercicio del mismo durante el período en que el afiliado no ha llegado a su edad de jubilación.

Además, prevé que, “en condiciones excepcionales y frente a catástrofes o emergencias se podrá retirar hasta el 10% de los fondos pero con reintegro”.

Fundamentalmente, el proyecto de reforma constitucional señala que se podría disponer de todo o parte de los fondos previsionales en la forma que establezca la ley incluso antes de llegar a la edad de jubilación y que en caso de catástrofe y/o emergencia se podría disponer del 10% con reintegro”.

Para esta primera sesión estaba invitada la Ministra del Trabajo y de Previsión Social, María José Zaldívar, quien no pudo participar pero entregará su opinión en una próxima sesión.

En esta oportunidad, Juan Eduardo Faúndez, presidente de la Fundación Socialdemócrata, explicó los alcances de esta propuesta que calificó como en “apoyo a la clase media empobrecida: retiro AFP con reintegro estatal.

Además, advirtió que las medidas adoptadas en el último tiempo como el IFE 2.0 (Ingreso Familiar de Emergencia) “no va a llegar a un gran porcentaje de la población que está siendo afectada por la crisis”.

Apuntó también que en Chile hay más de 10 millones de afiliados a las AFP, de los cuales, más de 7 millones de personas son menores de 45 años (65% del total de afiliados).

Según las cifras proporcionadas, el promedio de saldo que tienen los hombres de ese segmento de edad  en sus cuentas individuales, es de 6 millones; mientras que las mujeres tienen un promedio de 4 millones 800 mil pesos.

Por ello, afirmó que “si se habla de retirar un 10% de los fondos de las AFP se va a producir una disparidad entre hombres y mujeres” por lo que planteó que se hable de un monto acotado. Podría ser de 1 millón 800 mil pesos para aquellos que han perdido sus ingresos y de 900 mil pesos para aquellos que han visto mermados sus ingresos.

La idea, precisó Faúndez, es que ese retiro se haga de una sola vez en el mes de julio y el monto está calculado en base a los recursos que se utilizan para definir la línea de la pobreza.

Del mismo modo, postuló que se debiera considerar un reintegro estatal de recursos a 10 años (con ajuste de IPC anual) para no cargar económicamente a quienes se han visto afectados por la crisis.

Al respecto, el senador Carlos Bianchi apoyó la iniciativa y manifestó que “hay una clase media que no califica para los apoyos del gobierno y que necesita ayuda urgente…la necesidad es inmediata”. Una alternativa es buscar un mecanismo que le permita a la gente acceder a sus ahorros previsionales.

Fuente: Prensa Cámara de Senadores, República de Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.