El Gobierno de Chile y ONU Mujeres convocan a denunciar casos de violencia contra las mujeres con foco en zonas rurales.

Las autoridades de los Ministerios de Justicia y DD.HH. y de la Mujer y Equidad de Género, junto a representantes de ONU Mujeres, lanzaron una campaña para promover la importancia del apoyo de la comunidad a la hora de prevenir y denunciar la violencia contra las mujeres.

Los interesados pretenden que, tanto mujeres que hayan sido víctimas de violencia de cualquier índole, como su entorno, denuncien estas situaciones a través de los canales formales disponibles.

Para ello la Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett; la Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren y la Representante en Chile de ONU Mujeres María Inés Salamanca, llegaron hasta las dependencias del Centro de la Mujer de Santa Cruz, en la región de O’Higgins.

La Ministra Mónica Zalaquett señaló que “durante 2020, año marcado por la pandemia, las denuncias policiales por violencia intrafamiliar disminuyeron, pero aumentaron los llamados al 1455. El hecho de que muchas mujeres que sufren violencia tuvieran que convivir día y noche con su agresor, dificultó la posibilidad de denunciar.”

“Por eso es importante decirles a todas las mujeres que no están solas, y que no son sólo ellas quienes pueden denunciar la violencia de género, sino también su entorno. En eso consiste esta campaña, con foco en las comunidades regionales y rurales; porque las comunidades, los vecinos, los amigos, familiares, son actores relevantes para apoyar a las mujeres que viven violencia”, añadió.

Esta campaña busca concientizar sobre la relevancia de denunciar casos de violencia intrafamiliar (VIF), considerando que durante el año pasado un 21% de las mujeres entre 15 y 65 años señaló haber sufrido algún tipo de violencia durante los últimos 12 meses, con prevalencia de los casos de violencia psicológica.

El año pasado, el Ministerio de la Mujer registró por VIF un aumento de llamados, de casi un 150% en comparación con 2019.

Además, el número de llamados recibidos por Carabineros por esta materia se duplicó y alcanzó un 97%. Sin embargo, la denuncia formal disminuyó en un 6.9%, de lo cual se desprende que el confinamiento por la pandemia podría ser el factor que produce esta baja.

“La violencia contra la mujer es una ofensa a la dignidad humana, y constituye una violación de sus derechos humanos y libertades fundamentales, limitando el reconocimiento, goce y ejercicio de esos derechos y libertades”, sentenció la Subsecretaria Lorena Recabarren.

“Sabemos que no es fácil, pero queremos hacer nuevamente un llamado a  quienes viven violencia, a sus familiares, amigos y vecinos, a no dejar de denunciar la violencia contra las mujeres, a no dejarla pasar, a dar ese paso y así poder activar y dar curso al proceso de protección de quien está viviendo violencia, así como a sus hijos. Eliminar la violencia en contra de las mujeres es una responsabilidad que nos toca a todos y todas”, mencionó la autoridad del Ministerio de Justicia y DD.HH.

Por su parte, la Representante de ONU Mujeres en Chile, María Inés Salamanca remarcó la necesidad de que las comunidades se involucren y actúen denunciando la violencia de contra las mujeres. Por ello, instó a las y los testigos de violencia contra las mujeres a acompañar y denunciar.

Las mujeres sobrevivientes de violencia necesitan del apoyo de las instituciones, pero para dar el paso de la denuncia necesitan del apoyo y solidaridad de su entorno y cercanos.

Fuente: Prensa Gobierno de Chile


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

[mc4wp_form id=”114418″]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.