Arrenta atribuye este aumento al incremento de los alquileres y a la mayor desconfianza de los propietarios de los pisos que se arriendan, todo ello consecuencia de la actual coyuntura económica.

Según datos de Arrenta, el 85% de los propietarios de viviendas disponibles para alquiler sólo las arrienda si se incluyen en el contrato garantías adicionales, especialmente el arbitraje o el cobro de rentas.

«En la actualidad, se da la paradoja de que hay más mercado de alquiler y más interés en alquilar, pero los propietarios prefieren esperar a tener todas las garantías», asegura en un comunicado el gerente de Arrenta, Carlos Ruiz.

Garantías de cobro de rentas, seguros de actos vandálicos y el arbitraje figuran entre los principales servicios que eligen los propietarios para blindar sus inmuebles.

El arbitraje constituye una vía paralela y restitutoria de la justicia ordinaria por la que, en caso de conflicto entre dos o más partes, un tercero neutral e imparcial, denominado árbitro, resuelve la controversia dictando un laudo (sentencia) que es de obligado cumplimiento, no recurrible y ejecutable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.