La multinacional con sede en Arteixo, en su proceso de transformación digital, decide dar un giro en su estrategia de negocio y cerrar más de un millar de tiendas alrededor de todo el mundo. Este cambio estratégico está orientado a la apuesta por el comercio online tras los perjuicios sufridos a causa del coronavirus.

Cristina Santabaya Vilela, Consultora de Marketing Jurídico y Comunicación Corporativa en LABE

No obstante, la siempre elegante Inditex ha estado negociando con Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) unas favorables condiciones para los trabajadores afectados por la bajada definitiva de la persiana. En este sentido, ambos sindicatos afirman que se cumplen los objetivos de mantenimiento de empleo con este preacuerdo. Teniendo en cuenta que la transformación digital no siempre es un plato de buen gusto para muchos de los trabajadores, se han negociado unas condiciones que, para los afectados, son bastante benévolas.

Entre ellas se incluye nada más y nada menos que la preferencia de la contratación interna sobre la externa para puestos vacantes dentro de las cadenas que conforman el grupo. Esta medida puede no ser bien acogida por toda la sociedad, puesto que se prima la circunstancia de pertenecer al grupo antes que las capacidades y méritos para alcanzar el puesto vacante. En este sentido, se crearán puestos de trabajo relacionados con el ámbito digital que cubrirán preferentemente sus actuales empleados. Sea como fuere, esta es solo una de las múltiples medidas que se han negociado.

Otra de las más importantes ha sido la oferta al personal afectado del traslado a las vacantes de otras tiendas del grupo cuyo límite espacial se ha fijado en 25 kilómetros. En el caso de que el trabajador afectado no acepte su recolocación, la empresa tendrá la obligación de indemnizarlo por despido improcedente. Para tomar esta decisión y recibir la indemnización por despido improcedente los trabajadores contarán con el plazo de un año desde la absorción de la tienda.

¿Qué tiendas de Inditex se verán afectadas?

Zara: entre 250 y 300 tiendas.

Pull&Bear: entre 140  165 tiendas.

Bershka: entre 135 y 160 tiendas.

Stradivarius: entre 110 y 130 tiendas.

Oysho: entre 145 y 175 tiendas.

Zara Home: entre 100 y 120 tiendas.

Massimo Dutti: entre 110 y 135 tiendas.

Uterqüe: entre 10 y 15 tiendas.

La gigante gallega era conocida por la ausencia de marketing convencional, siendo sus escaparates en los lugares más concurridos, en mi opinión, su mayor marketing. La elegancia, el diseño, la moda y la rapidez de su modelo logístico just in time se apreciaban en las calles más concurridas de todo el mundo. La tienda física era un espacio en el que interactuaban con los clientes para conocer sus preferencias y a la cual le dedicaban tiempo y esfuerzo sin límites. Tendremos que esperar a ver qué ocurre con los resultados de Inditex luego de esta gran apuesta.


Autora:Cristina Santabaya Vilela

Consultora de Marketing Jurídico y Comunicación Corporativa en LABE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.