Los especialistas esperan que la crisis que atraviesa la economía española como la del resto del mundo empeore a lo largo de este ejercicio y no emprenda la recuperación hasta mediados de 2010, gracias a la bajada de la inflación y los planes de estímulo que articulen los gobiernos.

Según las previsiones, la economía española tocará fondo en el cuarto trimestre de 2009 y, tras un periodo de estabilidad, dará las primeras muestras de recuperación en la segunda mitad del ejercicio 2010.

En esta coyuntura, el paro continuará creciendo este año por encima del 16% y afectará también a perfiles más especializados, mientras que la tendencia a la baja del consumo se verá acentuada y el Producto Interior Bruto (PIB) registrará un crecimiento negativo del 1,6%. Para todo el planeta, la firma pronostica un aumento máximo de la economía del 1%.

La baja confianza y la contracción del crédito provocarán el descenso del consumo privado y una paralización de los proyectos de inversión empresarial en España, tras lo que se producirá una caída de la producción industrial.

En el resto del mundo, el número de insolvencias empresariales crecerá un 25%, tanto en 2008 como en 2009, mientras que en Estados Unidos se registrará un aumento de las bancarrotas del 50% este año, tras el incremento del 45% registrado en 2008.

En Europa occidental las quiebras aumentarán un 16,7% en 2009, más que durante el año pasado (+13,5%), pero sobre todo experimentarán un aumento las quiebras en Reino Unido (+34,2%), más de dos puntos porcentuales de lo que crecieron en 2008.