Ferrer, que participó en una jornada de UGT sobre los objetivos de la negociación colectiva para 2010, aseguró que el sindicato estará «de frente» a quienes propongan recortar derechos de los trabajadores y advirtió de que mantendrá esta posición independientemente de «quién lo diga: organismos internacionales, el sempiterno gobernador del Banco de España, o el Gobierno de la Nación, nos es exactamente igual».

El dirigente sindical apuntó que «lo único que pretenden las gentes que hablan de reforma laboral es salir de la crisis con menos derechos para los trabajadores y ahí van a tener enfrente a la UGT».

Entre las reformas que citó como relevantes, además de reducir la temporalidad, Toni Ferrer mencionó la necesidad de impulsar «políticas de formación para los jóvenes que abandonaron sus estudios porque se les secuestró para que fueran a trabajar y se les dijo que no hacía falta que estudiaran porque iban a ganar más dinero sin acabar los estudios». «Hacen falta políticas para formar a estas personas», dijo.

Consideró que «hace falta reformar los servicios públicos de empleo» y abogó por analizar el denominado ‘modelo alemán’ de contratación, que facilita la reducción de la jornada de los trabajadores. «En Francia, en Alemania, en Italia, en Austria o Holanda el ajuste se hace en horas y en España se hace en personas», advirtió.

«La UGT siempre estará en las reformas para mejorar, para solucionar problemas, para repartir cargas entre empresarios y trabajadores», aseguró.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.