El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha intervenido hoy en el Congreso, para informar sobre las medidas que su Departamento ha iniciado para formar a unos 14.000 funcionarios de la
Administración de Justicia, en el desempeño de las funciones que le atribuye la nueva Oficina Judicial, que entrará en vigor el próximo 4 de mayo y que cuenta con una inversión de tres millones de euros.

Francisco Caamaño ha subrayado la decidida vocación de cambio pero también un compromiso claro del Gobierno con la formación de quienes día a día trabajan en la Administración Justicia.

Respecto al Plan de Formación, ha señalado que cuenta con dos subprogramas, uno dirigido a los secretarios Judiciales de toda España y otro, a los funcionarios de los cuerpos de gestión procesal, tramitación y auxilio, del denominado “territorio Ministerio”.

También ha indicado que “es el más ambicioso de cuantos se han llevado a cabo en la historia de la Administración de Justicia española”.

Un Plan de Formación que ha sido consensuado con el Consejo del Secretariado, con las asociaciones de secretarios judiciales y con las centrales sindicales. Además, se ha previsto junto a los cursos presenciales, un sistema de e-learning o formación on-line, que les permite disponer de los materiales necesarios.

Durante los próximos dos meses, también se pondrá a disposición de los Colegios de Abogados, Procuradores y Graduados Sociales, así como de las Administraciones Públicas, diversos materiales para que, en sus respectivos ámbitos puedan llevar a cabo tareas formativas concernientes a la Nueva Oficina Judicial.

Francisco Caamaño ha subrayado el esfuerzo que deben hacer todos, el Estado y a las Comunidades Autónomas para llevar a cabo “una verdadera reingeniería de la organización con el fin de contribuir a hacer más ágil y eficiente la prestación del servicio público de la Justicia”.

Asimismo, ha recordado que hace unos meses se aprobó el Plan Estratégico de Modernización de la Justicia entre cuyas medidas figuraban las relativas al despliegue de la Nueva Ofician Judicial, cuyo marco legal fue aprobado por las Cortes Generales.

El presupuesto del Ministerio de Justicia asciende a tres millones de euros e incluye 800 cursos de formación, lo que se traduce en 30.000 horas de docencia, repartidas en 10 semanas, y se contará con un equipo de 300 docentes, entre funcionarios e informáticos.

Para conseguir la implantación y el despliegue de todas las actuaciones innovadoras previstas por el Ministerio de Justicia, se ha elaborado un ‘Programa de Gestión del Cambio’, a fin de preparar a todos los colectivos profesionales implicados.

El plan se concreta en un conjunto de actividades que se llevarán a cabo en paralelo al despliegue del nuevo modelo de Oficina Judicial, y que inciden en varios ámbitos: coordinación, sensibilización, comunicación y formación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.