Esta discriminación, según Bruselas, vulnera la normativa comunitaria sobre los derechos en materia de seguridad social de las personas que viajan por Europa.
El ultimátum adopta la forma de un dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción. Si el plazo de dos meses las autoridades españolas no corrigen la situación, el Ejecutivo comunitario podría llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE.

«Hemos actuado para garantizar que los turistas de los otros países de la UE gocen de los mismos derechos que los residentes», ha señalado el comisario responsable de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla.

«España es uno de los principales destinos turísticos en Europa, pero la regulación española actual impone formalidades administrativas suplementarias a los jubilados comunitarios que pueden necesitar medicamentos durante una estancia temporal», resaltó Spidla.

La legislación comunitaria exige que todos los ciudadanos comunitarios que visitan otro Estado miembro tengan el mismo acceso a la sanidad del que se benefician los residentes de ese país, según destacó el Ejecutivo comunitario.

La normativa española permite a los jubilados residentes obtener los medicamentos de forma gratuita. Sin embargo, los jubilados de la UE de turismo en España deben presentar un documento suplementario, expedido por sus instituciones nacionales de seguridad social, que certifique que reciben una pensión del Estado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.