Dentro de las sesiones de trabajo desarrolladas en el X Congreso de la Abogacía Española, ha tenido lugar, hoy viernes 28 de octubre, la Ponencia promovida  por la Mutualidad de la Abogacía sobre la Previsión Social del Abogado dentro del portal dedicado al  Futuro de la Abogacía.

Como ponentes han intervenido los miembros de la Junta de Gobierno y de la Comisión Ejecutiva de la Mutualidad, Carlos Suárez González y Silverio Fernández Polanco, también secretario de la Mutualidad, así como Juan Carlos Ureta Domingo, Abogado del Estado, Agente de Cambio y Bolsa, presidente de Renta 4.

La oportunidad de incluir en el Congreso el debate sobre la previsión social de los abogados, ha dado pie para el análisis de la reciente modificación legislativa que suponela Ley27/2011, de 1 de agosto, que aumenta la edad de jubilación en el sistema público hasta los 67 años, junto con otras medidas -como el incremento de los períodos de tiempo de cotización precisos para alcanzar el cien por cien de la pensión de jubilación- que, al decir de muchos expertos, no solucionará el problema grave de desequilibrio demográfico que tienela SeguridadSocial.

Carlos Suárez apostó en su intervención por la igualdad fiscal con el sistema público eliminando cualquier discriminación, insistiendo en que “el trato fiscal para los mutualistas, respecto de sus aportaciones no puede ser más gravoso que las aportaciones que se realizan al régimen de autónomos o  incluso al régimen general”.

Por otro lado, Suarez denunció que todavía no se haya resuelto la universalización de la Sanidad para los abogados y “no parece justo que  esa universalidad se vea arrastrada por razones económica, por lo que no cabe el ahorro sobre unos y no sobre otros”.

Por su parte,  Juan Carlos Ureta comentó que existen numerosos estudios que avalan que el sistema de reparto está abocado a la quiebra y de que el modelo de capitalización, administrado por el sector privado, es superior al de reparto tanto para el profesional o trabajador como para la sociedad, “por tanto la única discusión posible es la de cómo abordar una transición gradual y no traumática hacia un sistema de capitalización”.

Ureta también indicó que “en el caso de la previsión social de un colectivo como el de los Abogados el gestor debe conocer bien a ese colectivo, cuáles son sus necesidades y tener claro su perfil”. Esos son factores de éxito, tanto o más importantes que la sofisticación o el aparente tecnicismo en la gestión, como es el caso de gestión de la Mutualidad.

En el panel de intervenciones sobre la Previsión social de los abogados, no podía faltar una ponencia dedicada a los planes de futuro de la Mutualidad, que desarrolló Silverio Fernández Polanco.

El secretario de la Mutualidad, Fernández Polanco,  hizo hincapié en los motivos por los que la Mutualidad puede ofrecer los buenos resultados que se están obteniendo, “rigor inversor y gastos contenidos, así como la ausencia de comisiones, la no retribución de los administradores, la simplicidad de la red comercial y de las estructuras y la especialización”  son las razones para conseguir los bajos ratios de gastos logrados”

Finalmente, insistió los retos legislativos aun pendientes, apuntados también por los otros intervinientes, tanto en orden a la Ley de Salud Pública que debe desarrollarse en el plazo de seis meses para extender a los profesionales la asistencia sanitaria pública, la Disposición Adicional 37ª de la Ley 27/2011, que apunta a una futura regulación del régimen de incompatibilidad de las pensiones de la Seguridad Social, así como la igualación del trato fiscal de las mutualidades, tanto respecto a la Seguridad Social como a los planes de pensiones.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.