El desempeño de la economía de cualquier país depende de distintos factores que, en agregado, permiten su crecimiento. Así, no hay lugar a duda que tanto la inversión extranjera como el talento y la mano de obra cualificada son algunos de los más importantes. 

emprendedores -diario juridico

En este sentido, durante la primera década del siglo XXI, España carecía de algún tipo de política que permitiera potenciar y fomentar estos dos factores para poder así entrar en sintonía con el resto de países de la Unión Europea. 

Pero el 23 de setiembre de 2013 se publicaría la que se ha convertido a día de hoy en una de las leyes de extranjería con mayor impacto en lo que hace a la atracción de personal altamente calificado y inversores extranjeros: la Ley de Emprendedores 14/2013

Hasta ese momento dichos agentes lo tenían complicado al establecerse en el país: debían pasar por el régimen general de extranjería, lo que en muchas ocasiones dificultaba su entrada a España por la propia complejidad legal del procedimiento a seguir. 

No obstante, uno de los principales objetivos de esta Ley de Emprendedores es facilitar el camino a todos estos individuos que desempeñan un papel tan importante que puedan empezar su nueva vida en el extranjero sin complicaciones. El reclamo de un proceso legal para conseguir el visado o permiso de residencia mucho más sencillo fue más que suficiente para que España empezara a experimentar los beneficios de esta ley. 

Así, otra de las características de la misma es el intento de apelar a todos y cada uno de estos perfiles de extranjeros. Es por ello que bajo la Ley de Emprendedores se crean tres visados distintos que permiten a cualquier ciudadano no europeo establecerse en el país. 

En primer lugar encontramos el visado de inversor o “golden visa” en inglés (forma en la que se conoce más comúnmente). Se trata de un visado que ha adquirido gran fama por toda Europa, sobretodo en países como Grecia o Portugal. ¿En qué consiste exactamente? Su funcionamiento es muy sencillo, requiriendo un único requisito fundamental para su obtención. 

En este caso, el inversor interesado en conseguir la residencia en España debe invertir un mínimo de 500.000€ en bienes inmuebles ubicados en el territorio español. Además de poder traer a su familia consigo, esta inversión le permitirá residir de forma legal 2 años en el país, con la posibilidad de renovar su residencia posteriormente. 

Aunque de forma no tan frecuente, muchos inversores también optan por la opción de invertir en bonos el estado o acciones empresariales, otra posibilidad que la Ley contempla para la concesión de este tipo de residencia. 

En segundo lugar encontramos también el visado de emprendedor, diseñado para todos aquellos extranjeros que quieren iniciar y desarrollar su idea de negocio en España. En este caso, la UGE (Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos), a través del análisis del plan de negocios, se encarga de determinar si el proyecto que el futuro emprendedor propone es lo suficientemente innovador, incluye el suficiente nivel de tecnología, y será capaz de fomentar de manera adecuada la economía Española. Estos son los requisitos fundamentales que se deben cumplir para una solicitud exitosa. 

Finalmente, la Ley de Emprendedores también contempla la situación de todos aquellos trabajadores con un perfil cualificado que quieren desarrollar su carrera en España, pero sin la necesidad de emprender o iniciar su propia empresa. Así aparece el visado de trabajo como trabajador altamente cualificado; concedido a trabajadores que disponen de titulación universitaria o superior, y que pretenden establecerse en España ya que han recibido una oferta como gerentes o en una posición similar. 

La creación de estos procedimientos de extranjería recalca la gran importancia de fomentar y potenciar la creación de comunidades extranjeras en el propio país como motor de la economía. Pues como bien indican los datos históricos, la inversión extranjera (en este caso fomentada mediante la compra de bienes inmuebles), y el talento organizacional, son dos pilares fundamentales para que el producto interior bruto de cualquier país prospere año tras año. 

Así, es competencia del Ministerio del Interior hacer posible que todos estos extranjeros capaces de aportar tanto valor a la economía española tengan el camino despejado a nivel legal; además de sentirse atraídos por un país que les da las ayudas que necesitan en ese sentido. Tanto es así que 5 años después de su aprobación, los resultados de esta normativa están dando sus frutos (tanto en España como en el resto de países europeos con leyes similares); logrando que muchos ciudadanos rusos, chinos, estadounidenses y árabes se hayan sentidos atraídos por esta posibilidad y hayan empezado una nueva vida en el territorio español. 


emprendedores - diario juridicoAutora: Marta Lamora

Graduada en derecho y máster de acceso a la abogacía en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Actualmente subdirectora de Balcells Group, despacho de abogado de extranjería, impuestos, compraventa de inmuebles y empresa.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.