Raquel GonzalezRaquel González, colegiada desde 1997 y dedicada al derecho laboral desde hace más de 11 años en el País Vasco, prefiere la libertad de trabajar sola. Ha vivido de primera mano la adaptación a trancas y barrancas de empresas, abogados y juzgados a la reforma laboral y asegura que la reforma no ha cumplido sus objetivos. Los despidos han sido los protagonistas de su trabajo los últimos años, una situación que espera que empiece a revertir, aunque de momento asegura que ella no nota ningún cambio de tendencia.

¿Por qué trabajas por tu cuenta?

Yo he trabajado siempre sola y, como todo, tiene sus pros y sus contras. El inconveniente más importante respecto a un despacho colectivo es que ni tienes compañeros que puedan hacerte un soporte o prestarte una asistencia, sobre todo en caso que tengas que tocar un área que no es la tuya. La ventaja que tiene trabajar sola es que tienes una capacidad absoluta para organizarte. Además siempre tienes soporte con colaboradores, ajenos al despacho, que te prestan esa ayuda o servicio adicional en caso de que sea necesaria. Al principio fue una decisión por preferencia personal y con los años se ha confirmado que es la mejor opción para mi.

¿Qué tipo de asuntos llevas?

Temas de trabajo y Seguridad Social. En estos últimos tiempos como consecuencia de la situación económica que estamos atravesando, el grueso de los asuntos son despidos: ya sean despidos objetivos por EREs o individuales. También llevo otro tipo de asuntos como las modificaciones de las condiciones de trabajo, que también van unidas a la situación de crisis, negociaciones salariales, que no son asuntos judiciales sino negociaciones, etc.

La Seguridad Social es un campo que vamos a tener que conocer más a partir de ahora porque se van a producir un gran volumen de asuntos de incapacidad, es un fenómeno que está en expansión. Ante una situación económica complicada, un determinado sector de la población que se ve desprotegido y que tiene dolencias o patologías va a intentar que sean reconocidas como incapacidades para su trabajo, para tener acceso a una prestación de la Seguridad Social. Será la evolución de la situación que estamos viviendo.

¿Como va el negocio?

Son años de mucho trabajo, pero yo siempre digo y creo que todos los compañeros que nos dedicamos a esto lo pensamos, que no queremos pan para hoy y hambre para mañana. Todos queremos que vuelva a haber un resurge y un repunte en la economía y que volvamos a tener reclamaciones de cantidad, y reclamaciones por vacaciones, no por destrucción de empleo.

¿Como te ha afectado la reforma laboral?

Cualquier abogado que se precie tiene que estar continuamente estudiando pero quizá los de mi especialidad todavía más porque se ha producido mucho cambio normativo en cosas muy importantes. Por eso es muy necesario estar al día y estar muy atento a esos cambios, que se han producido de forma abrumadora en estos últimos tiempos. Hay que trabajar y estudiar continuamente y estar un poco a la expectativa. Vamos haciendo camino todos a la vez,  mientras los tribunales se van pronunciando con retraso. Los procedimientos judiciales tienen su curso y es un camino bonito desde el punto de vista del estudioso del derecho pero que conlleva eso, mucho estudio y mucho análisis.

¿Qué opinas de la reforma laboral?

Dijeron que tenía unos objetivos que no se han cumplido porque se sigue destruyendo empleo. Las medidas que pretendían evitar esa destrucción no se han llevado a cabo por las empresas y además los tribunales han ido revisando la ley, la han modulado y hecho más estricta en su aplicación, y han establecido requisitos adicionales a los que estaban recogidos en la ley. Esa idea que tiene la gente que es muy fácil despedir y que con nada te vas a la calle, es falsa, o al menos eso me ha demostrado mi experiencia.

¿Percibes que mejore el empleo?

En mi área, que es el País Vasco, no tengo la percepción que se esté saliendo de la crisis. A día de hoy estamos todavía en la cuesta. Ojalá mi percepción no la compartan muchos compañeros, sino lo contrario, pero a mi me parece que en esta Comunidad Autónoma todavía no hemos entrado en ese punto de respiro que se puede estar notando en otras que entraron primero en la crisis. Hay cifras que pueden ilusionarnos pero la verdad es que la realidad que palpo en el despacho no es esta.

¿Cómo han afectado las tasas en tu especialidad?

Los tribunales de justicia han establecido en sentencias muy bien fundamentadas, y de hecho en el País Vasco fueron pioneros, que el trabajador no debe nunca pagar tasas. Por tanto el trabajador que pretenda acceder al recurso -en materia laboral en instancia nunca hay tasa- está exento. Pero para las empresas es un gravamen adicional importantísimo, además en el ámbito del derecho del trabajo ya existe desde hace mucho la obligación de confirmar cantidades en depósito para recurrir en suplicación y en casación. No son cantidades pequeñas, son 300 y 500 euro,s y a esto añades una cantidad adicional por tasas judiciales que han de pagar necesariamente las empresas.

Por eso muchas empresas valoran si recurrir un asunto que han perdido aunque crean que les asiste la razón y por eso a mí me parecen nefastas las tasas porque dificultan el acceso a al justicia. Soy una gran detractora de la imposición de tasas. Además, en otras jurisdicciones es más grave porque se está impidiendo el acceso del ciudadano de a pie a la justicia efectiva. La gente tiene que sospesar la tasa además del coste que supone a nivel anímico hacer frente al proceso. Incluso en asuntos donde saben que les asiste el derecho y la razón. Una idea peregrina, una más del señor Gallardón.

2 Comentarios

  1. Una buena entrevista con respuestas la mar de sensatas. Estoy de acuerdo en que no se han cumplidos los objetivos de la Reforma Laboral. Hace ya dos años que convivimos con ella, y aunque los datos de los últimos meses son halagüeños, en el día a día vemos que los problemas laborales siguen en auge.

    Hay que recordar que el cometido de una abogado laboralista no es solo los despidos, sino los problemas que se generan a la hora de la relación empresa-trabajador, que son muchos.

  2. Muchas gracias por esta entrevista.
    Creo que refleja muy bien la situación que está viviendo el ambito de la abogacía en la especialidad del derecho laboral.

    Igualmente me gustaría subrayar la oportunidad de negocio en el campo de la mediación laboral que supone, mayor rapidez en la resolución de conflictos y en la mayoría de los casos, un abaratamiento de los costes.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.