Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha reconocido que se financió de forma irregular y ha aceptado pagar 388.000 euros para eludir el juicio del ‘caso Pallerols‘. La fiscalía y las defensas de los seis acusados, entre excargos del partido democristiano y de la Generalitat de la época de Jordi Pujol, llegaron este martes a un acuerdo por el que se han rebajado considerablemente las penas de prisión después de que la formación política haya admitido haber desviado fondos a las arcas del partido provinentes de subvenciones para realizar cursos de formación ocupacional.

Según el fiscal, las penas se han rebajado en virtud de la reparación del daño, las dilaciones indebidas y el reconocimiento de los hechos.

En base al acuerdo, la Audiencia de Barcelona ha condenado a siete meses de prisión al empresario andorrano Fidel Pallerols y al ex miembro del comité de gobierno de Unió, Vicenç Gavaldà; a un año y medio a su hermano, Lluis Gavaldà y al pago de una multa al ex militante de la formación, Santiago Vallvé. Por su parte, Unió ha pagado la indemnización de forma prácticamente íntegra, fijada en 388.483 euros, por fraude de subvenciones, malversación y falsedad documental.

El partido democristiano evitará, así, tomar parte en un juicio que estaba previsto desarrollarse a lo largo de 54 sesiones durante tres meses, y en el que el líder del partido, Josep Antoni Duran Lleida estaba citado a declarar como testigo.

La trama de corrupción tuvo lugar a finales de los años 90, cuando la Consejería de Trabajo desvió subvenciones que debían servir para cursos de formación ocupacional impartidos por las academias de Fidel Pallerols, quién finalmente evitará ingresar en prisión tras el acuerdo alcanzado con la fiscalía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.