Es evidente que Latinoamérica es un mercado emergente para la abogacía de los negocios. Países como México, Argentina o Brasil dan cuenta de ello y de la necesidad de los bufetes de seguir a sus clientes, allá donde realicen sus diferentes operaciones comerciales. Hoy podemos dar la noticia que Baker & McKenzie, despacho de abogados líder a nivel mundial, y Estudio Echecopar, el principal bufete de Perú, anunciarion ayer la firma de un acuerdo para la incorporación de este último a la red de Baker & McKenzie. Con esta incorporación, Baker & McKenzie se convierte en el primer despacho internacional que abre una oficina en la emergente nación andina.

Luis Briones y Esteban Raventós, socios directores de Baker & McKenzie en España, afirman que “los clientes se están fijando cada vez más en Latinoamérica y, especialmente, en Perú, Chile y Colombia para buscar oportunidades de crecimiento y recursos”, y añaden, “llevamos trabajando con los excelentes abogados de Estudio Echecopar desde hace más de una década y no podríamos haber encontrado un equipo mejor para ayudarnos a satisfacer las crecientes necesidades de nuestros clientes”.

Ambos señalan que las economías de los denominados nuevos tigres latinoamericanos -Perú, Chile y Colombia- experimentarán previsiblemente un crecimiento más rápido que Brasil y México en los próximos cinco años. Las tres naciones han forjado estrechas alianzas de libre comercio llegando incluso a fusionar sus bolsas de valores para facilitar la inversión.

El bufete Estudio Echecopar, nombrado por el directorio legal Chambers Despacho de Abogados del Año 2011 en Perú, cuenta con una plantilla de más de 200 abogados y profesionales. Destaca especialmente por sus áreas de práctica de derecho bancario y financiero, fusiones y adquisiciones, minería y energía, inversión extranjera, privatización, arbitraje y derecho procesal, derecho administrativo, laboral, fiscal, civil, mercados de capitales y financiación de proyectos.

Lima es la quinta nueva oficina que Baker & McKenzie abre en los últimos dos años, después de las de Casablanca, Johannesburgo, Estambul y Doha. La firma cuenta ya con oficinas en 26 de las 30 mayores economías del mundo. Con este acuerdo, son ya 15 las oficinas con las que cuenta Baker & McKenzie en siete países de Latinoamérica, y 72 el número total de oficinas de la firma en 45 países.

Creacion del Latin Desk

Como actor dinámico y de rápido crecimiento en la economía global, América Latina ofrece grandes oportunidades a empresas que desean ampliar su presencia en la región. Al mismo tiempo, se está produciendo un flujo creciente de inversiones desde América Latina hacia otros países, que a menudo se canalizan a través de Europa y, en particular, el Benelux.
?
Baker & McKenzie ha creado el Latin America Desk, un equipo formado por abogados, asesores fiscales, economistas, analistas financieros y notarios con un profundo conocimiento de los mercados y los sistemas jurídicos, tanto de América Latina como de Europa.  Se trata de dar servicio a aquellas empresas que lo necesiten en estos países.