El Gobierno propondría que médicos especialistas que no hayan rendido CONACEM puedan ser contratados en el sistema público.

La intención es apoyar el congestionado sistema hospitalario que vive sus días de mayor demanda producto del alza de pacientes con Coronavirus.

A la espera de ser votada en Sala, se encuentra la indicación sustitutiva del Ejecutivo al proyecto que suspende por el lapso de dos años la aplicación de los artículos 1° y 2° de la ley N° 20.261, que crea un Examen Único Nacional de Conocimiento de Medicina (EUNACOM), incorpora cargos al Sistema de Alta Dirección Pública y modifica la ley N° 19.664.

La propuesta en primer trámite, tiene por fin permitir a los servicios de salud contratar médicos generales que no hayan rendido el EUNACOM, por un plazo de 2 años, de manera de revertir el colapso del sistema asistencial producto del alza de contagios de COVID 19.

No obstante, integrantes de la Comisión de Salud hicieron notar a la Sala que el proyecto no tendría sentido ya que el Ministerio de Salud cuenta desde febrero con el decreto sanitario que faculta a la autoridad sanitaria a contratar a estos profesionales con el citado régimen de excepcionalidad.

Luego de constatarse dicha situación, el Ejecutivo presentó una indicación para sustituir dicha propuesta. Fue así como esta mañana, la Comisión de Salud aprobó la disposición habiendo escuchado al presidente de la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (CONACEM), el doctor Lorenzo Naranjo.

El texto plantea lo siguiente y deberá ser votada en Sala, en la próxima sesión extraordinaria:

“por dos años, los médicos cirujanos chilenos y extranjeros con especialidad certificada por una universidad nacional o foránea, podrán ser contratados por los Servicios de Salud para trabajar en el sistema público aunque no hayan rendido el examen validado por la CONACEM. Quedan excepuados de aquello, los profesionales que no acrediten sus estudios universitarios y que hayan reprobado dicho test.”

En la próxima sesión extraordinaria, podría replicarse la discusión que se dio en la citada Comisión donde se analizó la necesidad de contar con médicos cuya calidad profesional esté acreditada considerando que la pandemia establece medidas especiales pero en ningún caso se puede dar margen a negligencias.

Asimismo se le solicitó al Ejecutivo detallar bajo qué condiciones estos médicos ejercerán y cómo se financiarán estas prestaciones. Por otro lado, se demandó que dicha excepcionalidad debería darse solo en el ámbito de la salud pública.

La autoridad aclaró que los directores de los Servicios de Salud serán los encargados de contratar a estos facultativos y distribuirlos de acuerdo a las necesidades del sistema hospitalario.

Por su parte, la CONACEM hizo sus reparos a la indicación sustitutiva planteando que la propuesta “genera un grave daño a la calidad profesional puesto que un médico no certificado debidamente es un peligro.”

“Con este proyecto se les permite a los especialistas extranjeros trabajar en el sistema público y privado por dos años, sin haber dado EUNACOM ni CONACEM, eso es gravísimo”, concluyó.

Fuente: Prensa Senado de la República de Chile

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.