La Cámara de Diputados, a través de su Comisión de Agricultura, busca corregir las falencias que presenta la actual Ley de Tenencia Responsable de Mascotas.

La instancia se encuentra analizando el impacto de la normativa que ya entró vigencia y que presentaría falencias en su aplicación, que requieren de modificaciones legales.

Esta ley se encarga de fijar las medidas de protección para mascotas y animales de compañía; y las obligaciones que tienen aquellas personas que los crían. El reglamento de la normativa fue publicado el 17 de agosto del año pasado, entregando así las directrices sobre cuidados y responsabilidades para todos quienes deciden integrar a sus vidas un animal de compañía.

Con el objeto de corregir las falencias que presenta la ley 21.020 sobre Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados recibió al subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, y a representantes del Kennel Club de Chile.

En dicha ocasión, los parlamentarios analizaron y dialogaron sobre una serie de puntos que están presentando problemas en la normativa promulgada el año pasado.

Entre dichos aspectos se encuentran: la castración temprana de las especies caninas catalogadas como potencialmente peligrosas, la implantación del chip para las mascotas y la efectividad de su registro establecido en el reglamento de la norma.

Para la vicepresidenta del Kennel Club, Isabel Vásquez, resulta urgente implementar cambios, antes que la ley se convierta en letra muerta, considerando que los municipios no cuentan con recursos.

“Si tu vives con un sueldo mínimo y tienes una familia que mantener o si eres un pensionado y tu compañero es un perro porque tus hijos ya se fueron, no tienes dinero para pagar el chip y su inserción y si, más encima, por no cumplir podrías llegar a pagar un millón y medio de multa, que te queda… tomar tu perro y abandonarlo”, explicó.

Para el diputado miembro de la instancia parlamentaria, Iván Flores (DC), uno de los problemas más serios es el de la castración temprana, por el grave daño que le produce a los animales, calificándola como “una aberración desde el punto de vista biológico que genera cambios de carácter, distorsiones del crecimiento y muchas otras situaciones a causa de una ley que quedó mal formulada y que necesita correcciones”.

De conformidad a lo señalado por la presidenta de la Comisión, la diputada Alejandra Sepúlveda (FRVS), “se espera hacer pronto algunos ajustes, para lo cual formaremos a la brevedad un grupo de trabajo”.

En la misma línea, el diputado Ramón Barros (UDI) manifestó que “el error estuvo en concebir esta ley para el mundo urbano; gatos y perros de departamento, por llamarlo de alguna manera, cuando en el mundo rural implica algo mucho más complejo que requiere de un periodo de transición mucho más largo”.

Los antecedentes expuestos ante la Comisión serán puestos a disposición del Departamento de Evaluación de la Ley de la Cámara de Diputados, con el objeto de que también se efectúen propuestas tendientes a mejorar la iniciativa.

Fuente: Cámara de Diputados, Chile