La Canciller Antonia Urrejola se reunió con las ministras de Justicia y Medio Ambiente para coordinar la implementación del Acuerdo de Escazú.

La Canciller Antonia Urrejola se reunió en la jornada de ayer con las ministras de Medio Ambiente, Maisa Rojas, y de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos, para coordinar la implementación en Chile del Acuerdo de Escazú sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe.

Chile se convirtió en el decimotercer Estado Parte del Acuerdo de Escazú, luego que el Presidente Gabriel Boric firmara el proyecto el pasado 18 de marzo, el cual fue posteriormente ratificado por ambas cámaras del Parlamento.

“Esta reunión tuvo por objetivo constituir un grupo de trabajo para que los tres ministerios podamos trabajar en ir generando una institucionalidad de protección a defensores y defensoras de derechos humanos, en general, y, en particular, de defensoras ambientales”, explicó la Canciller.

El grupo técnico que asumirá la tarea tiene como primera misión proponer una hoja de ruta en la materia, ya que en Chile no existe una institucionalidad de alerta temprana y de protección a los defensores y defensoras de derechos humanos y ambientales.

“Recordemos que el Acuerdo de Escazú es un acuerdo de cooperación entre los Estados parte y esto va a ser un ejemplo: cómo nosotros, que no tenemos nada en esta materia, podemos aprender de otros países que son parte del Acuerdo de Escazú. Y, por lo tanto, el primer paso es ver cuál es la realidad en Chile y, a su vez, las buenas y las malas prácticas en la región”, comentó la Canciller Antonia Urrejola.

Por su parte, la Ministra Maisa Rojas resaltó que “nuestro objetivo es ser el primer Gobierno ecológico. Desde el primer día pusimos todo nuestro esfuerzo en ser parte del Acuerdo de Escazú y hoy lo somos, porque este es un tratado necesario para enfrentar la crisis ambiental y climática. Estamos trabajando en línea con los estándares de este acuerdo, junto a los ministerios de Relaciones Exteriores y de Justicia, en la protección de las y los defensores de los derechos humanos de nuestro país”.

La Ministra Marcela Ríos agregó que la reunión de hoy “es un paso esencial, parte de lo que implica el compromiso de este tratado, que implica fortalecer la institucionalidad y las garantías para la protección de todas aquellas personas que trabajan todos los días defendiendo los derechos humanos en nuestro país».

Entre los objetivos primordiales del Acuerdo de Escazú, se encuentra garantizar el derecho a todas las personas a un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible, poniendo el foco en el acceso a la información ambiental, así como en la promoción de la transparencia y la participación pública en la toma de decisiones.

El acuerdo busca, además, garantizar los derechos de los defensores ambientales y elevar los estándares en justicia ambiental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.