Cinco países sudamericanos pidieron reformar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, a través de una declaración internacional conjunta.

Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Chile manifiestaron sus “inquietudes” por el funcionamiento del sistema regional de protección de derechos humanos.

Ante dicha realidad, la Cámara de Diputados exhortó al Presidente a reconsiderar la declaración internacional conjunta sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

En el llamado al Jefe de Estado de la República Chilena resaltó que la declaración realizada por los cinco países, incluida Chile, tergiversa el real sentido de aplicación de la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Por medio de un proyecto de acuerdo, la Cámara de Diputados exhorta al Presidente Sebastián Piñera para que reconsidere el contenido de la declaración efectuada, el 11 de abril pasado, por los representantes permanentes de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Chile, sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

El proyecto de acuerdo subraya que, con “estupor”, tomaron conocimiento de la declaración efectuada por los países que propone tanto a la Comisión como a la Corte Interamericana la adopción de ciertas acciones que permitan mejorar el funcionamiento de aquél, de cara a los desafíos del siglo XXI.

Sin que los países declarantes desconozcan los logros obtenidos por el sistema a lo largo de sus años de existencia y reafirmando su compromiso con el texto de la Convención Interamericana de Derechos Humanos, señalaron “la importancia crítica del principio de subsidiariedad como base de la distribución de competencias del sistema interamericano”

Por ello los países solicitaron a los estados y a los órganos del sistema que asuman “sus propias responsabilidades en la promoción y protección de derechos en la región, sin invadir las esferas de competencia de cada uno”.

En dicho contexto, la Cámara de Diputados, junto con exhortar al Presidente a reconsiderar el contenido de la declaración, le sugiere que adopte medidas que dejen sin efecto el grave retroceso en la materia.

Alegando también que dicha declaración preocupa a la comunidad nacional e internacional, especialmente por su incidencia en el ámbito regional de protección de los derechos humanos, de los que Chile forma parte en virtud de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

De manera complementaria a lo anterior, la Cámara de Diputados manifestó “su más profundo rechazo” a las expresiones contenidas en el acto gubernamental y declaró que “la señalada actuación constituye un debilitamiento del ámbito de competencia del sistema interamericano de protección”.

Además, haciendo suyas lo declarado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se remarca que “la perpetuación de la impunidad de los crímenes de lesa humanidad, son manifiestamente incompatibles con la letra y el espíritu de la Convención Americana e indudablemente afectan derechos consagrados en ella”

Finalmente, sentencia el acuerdo: “De ahí que resulta inaceptable una tergiversación del real sentido de aplicación de la convención y por tal motivo requerimos una pronta explicación del Gobierno respecto de las observación que planteamos”.

Fuente: Honorable Cámara de Diputados, Chile