El Presidente de Brasil valora el rol asumido por Piñera en el G7 y en la coordinación de ayuda para combatir los incendios en la Amazonia.

La Amazonía no deja de arder, y es tal la extensión de los incendios, que muchos estados brasileños como Amazonas y Acre se han declarado en emergencia o alerta ambiental.

Con más de 74.000 incendios registrados desde enero, Brasil muestra un aumento de incendios forestales de 83% entre enero y agosto comparado con el mismo periodo del año pasado. Se trata del mayor número de incendios desde que comenzaron a tomarse registros en 2013.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ordenó el viernes a las Fuerzas Armadas que ayuden a batallar los incendios forestales que se registran en el país autorizando el despliegue de soldados en reservas naturales, tierras indígenas y áreas fronterizas de la región para luchar contra el fuego.

Se trata de la primera medida efectiva adoptada por el gobierno de Bolsonaro, quien la semana pasada afirmó, sin aportar pruebas, que las ONG medioambientales podrían ser las responsables de los incendios.

El presidente Bolsonaro mostró al presidente Piñera los constantes esfuerzos del gobierno brasileño para detener los incendios estacionales, señalando que los brotes están disminuyendo y la situación está bajo control.

Por su parte, Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera se reunieron ayer para tratar cuestiones ambientales. En el encuentro, los Presidentes reafirmaron su compromiso de profundizar la cooperación y coordinación Brasil-Chile en todas las áreas.

Asimismo, los Mandatario ratificaron su opinión de que los desafíos ambientales deben abordarse respetando la soberanía nacional y destacaron la importancia de implementar los mecanismos multilaterales existentes.

Afirmaron también, que es valioso e importante buscar formas de cooperación bilateral y apoyo financiero internacional para contribuir a combatir los incendios y a la protección de los bosques tropicales de la Amazonia, compatibles con las políticas nacionales y complementarias a los mecanismos multilaterales.

Los Jefes de Estado insistieron en el derecho al desarrollo sostenible de los países y el derecho de cada país al uso racional y sostenible de sus recursos naturales, en armonía con sus obligaciones medioambientales y las necesidades de sus ciudadanos, incluyendo sus poblaciones indígenas.

Los presidentes subrayaron su compromiso con la integración abierta en América del Sur, basada en la libertad política y económica, y reiteraron su determinación de continuar trabajando para la implementación de PROSUR.

Bolsonaro reiteró su disposición a colaborar con la Presidencia chilena de la CMNUCC de la COP-25 a celebrarse en Santiago, de 2 al 13 de diciembre de 2019, para garantizar que los instrumentos de financiamiento existentes se implementen adecuadamente.

Finalmente, el mandatario brasileño agradeció al presidente Piñera y al pueblo chileno por su ayuda en la lucha contra los incendios en la Amazonía y reconoció el rol importante del Presidente Piñera durante la Cumbre del G7, especialmente en la dimensión de promover aportes bilaterales de cooperación ambiental para combatir los incendios en la Amazonía.

Fuente: Presidencia de la República, Chile – BBC

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.