Miembro de la Cámara de Representantes de la república de Colombia, presentó un proyecto de ley contra el cáncer de mama.

El proyecto de ley radicado por el representante a la Cámara por Santander, Óscar Villamizar Meneses busca establecer medidas eficaces, tempranas y oportunas en materia de prevención, detección temprana, tratamiento integral, rehabilitación y cuidado paliativo del cáncer de mama en Colombia.

El representante sostiene con justa razón que el cáncer de mama no debe ser más la primera causa de enfermedad y mortalidad en las mujeres colombianas.

El proyecto de ley pretende garantizar el derecho tanto de mujeres como hombres a realizarse los respectivos exámenes y a recibir todos los servicios y tecnologías pertinentes en el sistema general de seguridad social.  Además, tiene como objetivo dictar las obligaciones de los diferentes actores del sistema para mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

Estadísticas

Las estadísticas revelan que en el 2018 se notificaron 4.548 casos de cáncer de mama en el país.  Se estima que para el año 2030, podrían superarse las cifras actuales hasta en un 65%, con 66.000 muertes y 224.000 nuevos casos al año, de los cuales al menos un 17% se diagnosticará ya en etapas avanzadas y otro 30% evolucionará a estadios metastásicos tras un primer tratamiento.

Prevención

Preventivamente, se busca crear programas masivos de educación para cuidado de la mama, examen de la mama por el médico desde los 30 años, tamizaje con mamografía a los 40, 45 y 50 años, con orden enviada a la casa de la paciente  y con seguimiento de la EPS. Se complementan estos programas con jornadas de mamografía en las distintas regiones.

Expresó el congresista Villamizar que con este proyecto, y ante la sospecha de cáncer, se realizará una consulta especializada con cirujano, oncólogo, mastólogo o ginecólogo, máximo en 1 semana.

En la misma, se deberá realizar la biopsia para de ese modo obtener los respectivos resultados. Respecto a los exámenes de extensión para descartar o confirmar los casos de metástasis, la idea es que sea en las dos semanas siguientes.

La iniciativa legislativa también contempla que el tratamiento deberá comenzar en un plazo máximo de 7 semanas después de la primera valoración por el especialista.

El tratamiento debe ser integral, secuencial  e ininterrumpido y se le garantizará al paciente rehabilitación, cuidados paliativos y cirugía reconstructiva incluidas las prótesis, si es necesario.

Villamizar Meneses, explica que si se eliminan las  barreras de acceso, y se simplifican los trámites al contar los pacientes con todos los servicios en una sola IPS, se les garantice el desplazamiento y la estadía a los pacientes de las zonas rurales, disminuirá la incidencia de mortalidad.

Otro de los puntos de la iniciativa es asegurar la calidad y el buen uso de los equipos a utilizar, el entrenamiento al personal médico, la unificación de protocolos por parte de las instituciones médicas, lo mismo que las tarifas de los procedimientos.

Fuente: Oficina de prensa del representante Óscar Villamizar Meneses.