La pandemia covid-19 ha lastrado las economías de todos los países,  y España ha sido uno de los más afectados. Pese a todas las perspectivas económicas negativas para  2021, el 61% de las empresas españolas asegura que contratará personal este año, según la Guía del Mercado Laboral 2021 de la consultora líder en recursos humanos HAYS España, un análisis en  profundidad que se ha convertido en una referencia en el sector. La Guía HAYS se ha elaborado a  partir de una encuesta a más de 2.000 empleados y a alrededor de 1.000 empresas que fue realizada  durante el último trimestre de 2020.

El porcentaje de empresas que piensan contratar este año es tan solo 9 puntos porcentualesinferior  al de 2020, si se tiene en cuenta que el escenario ha cambiado drásticamente por el impacto de la  covid-19. Sin embargo, de todas las empresas preguntadas, el 50% afirma que estas contrataciones  supondrán un incremento de sus plantillas respecto al año anterior, un aspecto positivo en un  contexto de incertidumbre.

Un aspecto clave a la hora de planificar contrataciones es la expectativa de facturación para el  ejercicio. Un tercio de las empresas españolas (34%) cree que su negocio aumentará este año,  mientras otro tercio (31%) considera que se reducirá y el resto no está seguro de los resultados que  depara el próximo ejercicio.

El 77% de las empresas afirma que no teme una fuga de talento en 2021, mientras que el pasado  año esta cifra era inferior, el 68%. En la parte de los trabajadores, la Guía refleja que en 2020 estuvieron poco dispuestos a asumir riesgos y dejar su actual puesto de trabajo sin tener otras  opciones confirmadas: 22% lo hicieron, frente al 78% que no.

Los sectores que más contratarán y los perfiles más demandados 

Los sectores con mayor intención de contratación son IT e Internet (83%), Pharma (75%) y salud y  médico-sanitario (74%). Por otro lado, los que tienen menor intención de contratar son los más  afectados por la pandemia: automoción (56%), retail y bienes de consumo (52%), viajes, hostelería  y turismo (52%), con el añadido del sector producción y fabricación (56%).

Respecto a los perfiles más demandados, destacan los del ámbito de ventas y departamento  comercial (43%), seguido de ingenieros (34%) e informáticos (32%). En cuanto a localizaciones, la  región que más contrataciones prevé es Andalucía (69%), mientras que Madrid se sitúa a la cola  (55%). En Cataluña y País Vasco este porcentaje alcanza el 64% y 61%, respectivamente, mientras  que en la zona de Levante es de un 59%.

Las subidas de salarios caen por debajo del 50% 

Otro de los indicadores más significativos del crecimiento del mercado laboral es la intención de  aumentar la retribución de los empleados en 2021, algo que solo harán el 45% de las compañías,  frente al 63% del pasado año. De entre todas las empresas que aseguran que subirán sueldos, el  59% lo hará de forma general a toda la plantilla. Sin embargo, estos incrementos no superarán el  2% para la mayoría (71%).

Los trabajadores coinciden con las empresas en ser conservadores este 2021. Este año, a diferencia  de otros ejercicios, el 55% de los empleados no espera una subida de sueldo. Aun así, esto no  significa que estén de acuerdo con la nómina percibida a final de mes, ya que el 56% sigue  considerando que no está acorde con su trabajo. Entre los sectores donde es más común este  desencanto, destaca publicidad y medios (78%), educación (78%), construcción (77%) y marketing  (75%).

El teletrabajo, luces y sombras de la flexibilidad laboral 

Si hay un elemento protagonista en el mercado laboral en los últimos meses, es el teletrabajo. Este  formato ha pasado a formar parte de la realidad de millones de trabajadores, como demuestra que  el 68% asegura que tiene la opción de teletrabajar en 2021 (ya sea de forma obligada o voluntaria).  En 2020, antes de la pandemia, tan solo el 36% de los asalariados contaban con esa opción.

Sin embargo, el 58% de los empleados afirma que el teletrabajo ha afectado a las horas dedicadas.  Más de la mitad (54%) calcula que trabajan más, y solo el 4% afirma que trabaja menos, mientras  que el resto considera que trabajan las mismas horas (42%). En este sentido, destaca el hecho de  que sólo un 54% de los empleados reconozca que cuenta con todas las herramientas necesarias para  desempeñar sus tareas en casa, mientras el 31% afirma que solo cuenta con algunas y un 15% dice  que no las tiene.

En el lado de las empresas, el 63% sostiene que revisará las políticas de teletrabajo que tenía antes  de la pandemia para incrementar la flexibilidad. Un 36% asegura que mantendrá las mismas  opciones, resultado de la suma entre un 19% que subraya que ya promocionaba el teletrabajo antes  de la crisis sanitaria y un 17% que no tenía ni tendrá teletrabajo. Todos estos cambios tienen un  efecto directo en las demandas de los empleados, ya que el número de trabajadores que exige  mayor flexibilidad ha caído del 73% en 2020 al 67% este año.

Otro dato muy significativo sobre los horarios de los trabajadores es el descontento generalizado  con la jornada partida para comer (tan solo un 2% lo han señalado como su preferencia) y la jornada  de 9h a 17h (11%). Si los profesionales pudieran elegir, sus preferencias serían de 7h a 15h (40%) o  tener más flexibilidad a la entrada y la salida (47h).

Finalmente, por lo que respecta a la proporción de este último dato por regiones, Cataluña es la  comunidad donde los trabajadores más demandan flexibilidad en la entrada y la salida de su jornada  laboral (52%). En el resto de regiones analizadas, esta petición no alcanza el 50%: Madrid (47%); País  Vasco (46%); Levante (43%); y Andalucía (41%).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.