La decisión del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de escoger a Colombia como su centro de negocios para toda América Latina fue calificada por el Presidente como una ‘gran demostración de confianza’. 

Durante la visita presidencial a Bruselas (Bélgica), el 24 de octubre de 2018, comenzó a materializarse la llegada del BEI a Colombia, cuando en el diálogo que sostuvo con Hoyer y su equipo “surgió la idea de tener este gran Centro Regional del Banco Europeo de Inversiones para América Latina, y tenerlo en Colombia, como un mensaje de lo que usted llama la resiliencia económica y la fortaleza institucional de nuestro país”.

El Jefe de Estado y el Presidente del BEI, Werner Hoyer, firmaron el acuerdo que confirma a Colombia como país sede de la representación regional del Banco Europeo de Inversiones para América Latina, la primera de su tipo en la región.

Luego de la protocolización del acuerdo, firmado por el Jefe de Estado y el Presidente del BEI, Werner Hoyer, el Mandatario dijo que el hecho de que “el Banco Europeo de Inversiones haya visto en Colombia como el lugar para poner este pie físico ahora en sus operaciones y, obviamente, su gran oferta de productos en Colombia, es una gran demostración de confianza y nos llena de orgullo y agrado”.

Duque celebró que el acurdo marca un hito en la historia de la relación de Colombia con la Unión Europea, se trata de un importante “paso de confianza en nuestro país”.

El presidente se vio complacido por la financiación de 400 millones de euros sobre el proyecto del Metro de Bogotá y destacó también la decisión del BEI de poner a disposición de Colombia otros 400 millones de euros, en créditos blandos, para invertir en las zonas afectadas por la violencia. Estos recursos estarán “disponibles para el financiamiento de proyectos y de iniciativas que permitan atender las necesidades de las regiones”,   afirmó el presidente.

Según el Mandatario, “nos va a permitir, a nosotros, avanzar en los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), para que tengamos no solamente una visión desde la política pública, como la tenemos hoy, sino también acompañar el desarrollo de iniciativas privadas, comerciales, donde tengamos estructuras de producción y de venta en esas regiones”.

Asimismo, el Presidente resaltó el apoyo de Hoyer y de la Unión Europea para la atención de la crisis migratoria de los venezolanos que huyen de la dictadura del vecino país; aseguró que esta situación requiere soluciones desde el punto de vista estructural en lugares que han sido muy golpeados, pero también en poder tener cooperación técnica y compartir las experiencias de países europeos que nos permitan a nosotros ser más efectivos.

Finalmente, concluyó al decir que “compartimos el deseo, que ha manifestado la Unión Europea, de buscar una solución rápida a esa crisis, y eso, por supuesto, debe empezar con el cese de la usurpación, de la dictadura, un gobierno de transición y la convocatoria elecciones libres”.

Fuente: Presidencia de la Nación, Colombia