No se apagarán durante muchos dias los ecos de la sentencia del Caso Marta del Castillo. Ese fallo de laSección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla que condena a 20 años por un delito de asesinato a Miguel Carcaño, autor confeso de la muerte de la joven sevillana mientras que absuelve de todos los delitos al resto de los acusados, sigue generando polémica. Ya sabemos que la familia de Marta apelará al Tribunal Supremo e incluso a instancias europeas, según comentó el padre de la joven asesinada. Por su parte, el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un mitin en Andalucía señalaba su respeto a la decisión del juzgado pero también su intención de reformar la Ley del Menor en este tipo de casos.

Frente a este descontento generalizado que este medio ha podido pulsar, hoy La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, en reunión extraordinaria bajo la presidencia de Carlos Dívar y con la asistencia los vocales Manuel Almenar, Antonio Dorado, Almudena Lastra y Margarita Robles, ha adoptado el siguiente acuerdo:

Expresar su apoyo a la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla -Tribunal del caso Marta del Castillo-, cuya reciente sentencia ha sido dictada en pleno ejercicio de la independencia, imparcialidad y neutralidad que caracterizan la labor jurisdiccional, principios que son pilares en un Estado de Derecho.

En ese fallo que se ha hecho público al mediodía de hoy se señala que «La discrepancia y la crítica forman parte esencial de una sociedad democrática, pero éstas no pueden servir de cobertura para valoraciones peyorativas y comentarios que atentan contra la honorabilidad del Tribunal y de la Justicia española y que suponen una extralimitación del derecho a la crítica de las resoluciones judiciales.»

El propio comunicado deja claro que «contra esta sentencia cabe recurso a una instancia superior. El Consejo recuerda que el ejercicio democrático de la crítica implica el respeto a las resoluciones judiciales y a los procedimientos».

Un fallo polémico

La sentencia, notificada el pasado viernes  a los abogados, impone además a Carcaño el pago de 140.000 euros a cada uno de los progenitores de Marta del Castillo y 30.000 a cada una de sus dos hermanas. Carcaño, que tenía 19 años cuando asesinó a Marta el 24 de enero de 2009, ha sido absuelto de un delito de violación y de otro contra la integridad moral de los padres por no desvelar el paradero del cuerpo. Por su parte, el fiscal pedía 52 años de cárcel para Carcaño, y penas de entre 5 y 8 años para sus tres supuestos cómplices.

El juicio del caso Marta quedó visto para sentencia el pasado 29 de noviembre después de 19 sesiones. Terminó con la última palabra de los acusados, quienes expresaron sus condolencias a la familia pero dijeron que no pueden «aliviar su dolor» porque, según aseguraron, no sabían donde esta el cuerpo de la joven desaparecida hace casi tres años cuando era menor de edad.

En la sentencia notificada este viernes a las partes, de 141 páginas y a la que ha tenido acceso este medio informativo,  la Audiencia Provincial condena al asesino confeso de la joven, por un delito de asesinato, a 20 años de prisión y la prohibición de residir en la misma localidad o ciudad donde lo hagan los padres y las dos hermanas de la víctima durante 30 años, así como de aproximarse a menos de 500 metros y de comunicarse por cualquier medio con ellos por el mismo espacio de tiempo.

Aparte de Carcaño, el único condenado en el caso es «El Cuco», que tenía 15 años cuando se produjeron los hechos y que en marzo de 2011 fue sentenciado a dos años y once meses de reclusión en un centro de menores, por un delito de encubrimiento, tras ser absuelto de los delitos de violación y asesinato.

Los procesados en el juicio que fueron absueltos son Samuel Benítez, quien supuestamente ayudó a trasladar el cadáver de Marta; Francisco Javier Delgado, hermanastro de Carcaño y acusado de ayudar a sacar el cadáver de Marta de la casa y limpiar sus restos; y María García, novia de Delgado, imputada por los mismos delitos que éste.

Durante estos tres años ha sido constante la presencia pública de los padres de Marta del Castillo para reclamar justicia y tratar de hallar nuevas pistas para la investigación. En noviembre de 2010 los padres de Marta presentaron en el Congreso un millón seiscientas mil firmas en apoyo de un referéndum sobre la cadena perpetua, una petición que también formularon en sus entrevistas con el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con Mariano Rajoy cuando era líder de la oposición.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.