El Pleno del Consejo General del Poder Judicial, en su sesión del día 30 de julio de 2012, entre otros acuerdos, aprobó el Proyecto de Presupuesto para 2013, que experimenta una disminución del 12,02 por ciento con respecto al presupuesto del año anterior, lo que sitúa al presupuesto de 2013 en cifras comparables al presupuesto que el Consejo tuvo en 2005, con el hecho añadido de que hoy el Consejo tiene que atender una mayor carga por tener mayores competencias.

Esta importante minoración, en cualquier caso, no compromete el índice de actividad del Consejo General del Poder Judicial, que afronta su ajuste presupuestario desde la firme decisión de seguir ejerciendo todas sus competencias sin merma de las funciones constitucionales que tiene asignadas. Responde, en cualquier caso, a la política de contención de gasto que viene impuesta a todas las instituciones y organismos públicos.

El presupuesto para 2013 ha quedado fijado en 62.778.486 euros. Para comprobar la magnitud de la reducción hay que reseñar  que desde 2010, primer presupuesto que elaboró este Consejo, hasta el hoy aprobado la disminución global se sitúa en un 20,67 por ciento, lo que habla bien a las claras de la sensibilidad de esta institución ante las circunstancias que vive nuestro país y pone de manifiesto su compromiso con la ejecución de programas de austeridad y rigor presupuestarios.

El Consejo ha realizado este mayor esfuerzo de ajuste presupuestario sin tener instrucción alguna al respecto del Ministerio de Economía, por lo que se convierte en la primera institución del Estado en aplicar una clara política de ajuste presupuestario.

La mayoría de las diferentes partidas que conforman el presupuesto tienen una disminución que ronda el 20 por ciento. Pueden reseñarse, a título indiciario, como las que experimentan una mayor contención, las referentes a:

Cooperación Jurídica Internacional y a Relaciones Internacionales, que disminuye un 36 por ciento; el capítulo de Formación experimenta una reducción de un 25 por ciento debido, entre otros factores, a la potenciación de las nuevas tecnologías, como los cursos on-line, en detrimento de los cursos presenciales, que generan gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención;

En materia de Modernización, la disminución sobrepasa el 30 por ciento, sin que esta disminución vaya a incidir en el elemento básico de la Modernización, que es el Punto Neutro Judicial, una de las grandes apuestas de este Consejo.

También desciende un 20 por ciento el presupuesto destinado a la dirección política del Consejo, es decir a gastos devengados por el Presidente y los Vocales en sus desplazamientos territoriales, reuniones, encuentros profesionales y protocolo.

En cuanto a los gastos de funcionamiento del Consejo, que englobaría los gastos corrientes de los cuatro edificios que albergan dependencias de esta institución, éstos sólo pueden experimentar una disminución del 5 por ciento, teniendo en cuenta la importante subida del IVA de estos servicios.

En lo relativo a gastos de personal, la disminución es de un 6,7 por ciento, debiendo destacarse que dentro de este capítulo se incluyen las retribuciones de los jueces en práctica que se están formando en la Escuela Judicial.

El único capítulo que experimenta un incremento presupuestario es el de Personal Judicial, un 14 por ciento, y ello obedece a que se incorporan nuevos programas de atención a jueces y magistrados –prevención de riesgos laborales, reconocimiento médico y seguros de responsabilidad civil- hasta ahora inexistentes.

En resumen, se trata de una importante minoración del Presupuesto para 2013 que obedece a un firme compromiso de austeridad y rigor y a un notable esfuerzo de ajuste, en unos momentos de enormes sacrificios para todos los ciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.