Avanza y se consolida el respaldo social de las comunidades indígenas al proyecto de desarrollo Tren Maya.

Con la realización de ocho sesiones de seguimiento en Tenosique, Calakmul, Champotón, Izamal, Sotuta, Mérida, Chetumal y Tulum, se concluye primer ciclo de diálogo e información

Las reuniones de seguimiento constituyen el espacio para informar el avance de la obra, la incorporación de los pueblos al programa de desarrollo, validar y atender planteamientos de las comunidades beneficiarias.

En ese espacio participan el Gobierno de México, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a través la Secretaría de Gobernación (Segob), el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y 28 dependencias del gobierno federal.

Este domingo participaron las comisiones de seguimiento de Tenosique, Tabasco; Calakmul, Champotón, Campeche; Sotuta, Izamal y Mérida, Yucatán, así como Chetumal y Tulum, Quintana Roo, en conjunto con los servidores públicos que atienden el proyecto, para garantizar que los trabajos sean respetuosos con el entorno natural, con los territorios y el patrimonio cultural de los pueblos indígenas.

En estos encuentros se decidió realizar las próximas reuniones de seguimiento y verificación de acuerdos en los meses de junio, septiembre y diciembre de este año, con el objetivo de garantizar que el diálogo avance de forma simultánea con la licitación y las obras.

Tal como lo planteó el presidente López Obrador y lo establecen tratados internacionales de derecho de los pueblos indígenas suscritos por México,  la opinión de las comunidades se toma en cuenta en cada fase del Tren Maya.

Ello así, para sustentar socialmente el proyecto que desde sus inicios ha buscado garantizar la preservación del medio ambiente.

Con el fin de implementar de forma integral las acciones y programas que deberán acompañar al Tren Maya, en cada reunión se integraron cinco mesas alrededor de los siguientes temas:

1.- ordenamiento territorial y medio ambiente;

2.- desarrollo económico inclusivo;

3.- bienestar social;

4.- infraestructura local;

5.- patrimonio cultural.

Además, se informó que el proyecto del Tren Maya regresa a su trazo original y se cancela el tramo que corre de Cancún a Valladolid (Quintana Roo), debido a que se tomó en cuenta la opinión de las comunidades en la zona para verificar aspectos técnicos, arqueológicos, ambientales y sociales, por lo que se realizará una nueva consulta a las comunidades que se incluyen en la ruta.

En el caso de Sotuta, Yucatán, las instituciones federales dieron seguimiento a las necesidades planteadas por los pueblos en la fase consultiva y se acordó avanzar el trabajo en las líneas estratégicas de planeación; bienestar social, a través de las temáticas de seguridad y salud; ordenamiento territorial y medio ambiente, incluyendo aspectos en materia agraria; e infraestructura, con la temática de vialidad.

Cabe destacar que en Izamal, Yucatán, se llevó a cabo la reunión de seguimiento correspondiente a la consulta en Tunkás, donde se busca que los municipios por los que se planea el trazo de la vía del tren cuenten con proyectos de ordenamiento territorial. Allí, se abordó la importancia de la participación de las universidades en los diferentes estudios para la conformación del Tren Maya.

Fuente: Prensa Gobierno de México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.