La Comisión de Asuntos Políticos, Municipales y de la Integración del Parlamento Latinoamericano y Caribeño analiza la problemática de la gestión de fronteras.

Los funcionarios miembros de la mentada Comisión evalúan propender a una gestión integral y conjunta de las zonas de frontera en atención al fenómeno migratorio.

Fronteras

La naturaleza física de los Estados conlleva la existencia de fronteras. Las mismas pueden ser barreras naturales, artificiales o imaginarias y tienen como finalidad definir el territorio, delimitar los alcances de sus gobiernos y determinar la jurisdicción a la que está sometida un ciudadano.

Las fronteras protegen la integridad física y económica de la población, la flor, la fauna y el patrimonio nacional, dado que permiten una mejor gestión de los recursos de un país.

Pero no son sólo líneas divisorias, también son espacios para la interacción social, la movilidad de personas y la migración, además del intercambio económico, comercial, cultural y educativo.

Justamente por ello, son espacios en donde se presentan problemas y desafíos compartido: que van desde la delincuencia y la inseguridad, hasta la migración irregular, la pobreza y la disparidad en el desarrollo institucional.

Puede decirse que esos desafíos se acentúan en caso de darse algunas particularidades. En México, por ejemplo, la complicada geografía del territorio dificulta el control de los cruces y las líneas fronterizas.

Sumado a ello, la existencia de comunidades binacionales que comparten idioma cultura, e incluso lazos familiares incentiva el cruce irregular de personas y el contrabando.

La generación de soluciones permanentes raramente se dan ya que rara vez las políticas de gestión fronteriza se articulan conjuntamente entre los Estados vecinos. Ejemplo de ellos es el fenómeno migratorio.

La migración es una cuestión compleja y por ello demanda respuestas conjuntas, con enfoque comprometido en los derechos humanos.

Como consecuencia de ello, los integrantes de la Comisión de Asuntos Políticos, Municipales y de la Integración del Parlamento Latinoamericano y Caribeño proclamaron una Declaratoria sobre la gestión integral de las zonas de frontera y la atención al fenómeno migratorio.

Los mismos declaran que las fronteras son espacios que ofrecen oportunidades únicas para el diálogo y la cooperación entre naciones, alentando a la unión y no a la separación.

Plantean asimismo que los desafíos deben abordarse desde un enfoque integral y desde una perspectiva regional, que promuevan una gestión conjunta de las zonas fronterizas.

Declaran necesario que los parlamentos generen ordenamientos legales que permitan avanzar hacia una gestión conjunta.

La migración es una oportunidad para acercar y enriquecer a las naciones, por eso los funcionarios anhelan vencer los prejuicios que estigmatizan a los migrantes, comprender sus aportaciones a nuestras sociedades y promover una migración ordenada en el marco de la ley, en el entendido de que es la migración más segura.

Finalmente, la Comisión entiende que los países de América Latina y el Caribe están llamados a profundizar la integración regional, considerando que comparten lenguas, herencia cultural e historia; por ello se compromete a seguir trabajando en una Ley Marco para Promover la Gestión Integral y Conjunta de las Zonas de la Frontera.

Fuente: Cámara de Senadores, México.