El Senado de la República enviará una nota diplomática al Congreso de EUA, por la actitud xenófoba de Trump.

El senador Ricardo Monreal Ávila dio a conocer su decisión de convocar a todas las fuerzas políticas de la Cámara Alta para enviar una nota parlamentaria al Congreso de Estados Unidos de América.

La nota parlamentaria tiene como objetivo principal promover la unión entre ambos pueblos y evitar su separación ante “las actitudes xenófobas” del actual presidente norteamericano.

Al ser consultado, el también coordinador del Grupo Parlamentario de Morena consideró que el mandatario estadounidense endurecerá su lenguaje y actitud, porque eso le representa votos.

Las declaraciones del presidente Trump, advirtió Monrea Ávila, tienen su fundamento en un “plano electorero, buscando su reelección el próximo año”.

Señaló asimismo que todo es una estrategia del mandatario del norte, frente a sus dificultades y desencuentros con demócratas, el Congreso y parte de la sociedad.

Trump “busca salir del embrollo acusando a México y vociferando contra la migración mundial y la población mexicana que por necesidad ha tenido que irse a trabajar a esa nación”, manifestó el Senador.

“Debemos entenderlo: está preocupado por los votos, porque muchos le han retirado su apoyo, debido a sus actitudes xenófobas, racistas y de intolerancia”, afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado.

Explicó al ser entrevistado que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha actuado con ecuanimidad y prudencia. “Obviamente no enfrentará a Estados Unidos con actitudes de soberbia, ni tampoco de fuerza, sino de respeto y con los principios que la política internacional mexicana mantiene y sostiene”.

Sin embargo, alegó, “el presidente Trump no debe confundir prudencia con debilidad”.

El grupo parlamentario mayoritario en el Senado seguirá apoyando y defendiendo la política de no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias, igualdad jurídica de los Estados, cooperación internacional para el desarrollo, proscripción del uso de la fuerza en las relaciones internacionales y respeto a los derechos humanos.

“No hay que caer en esa trampa, y el presidente de la República tampoco puede ni debe hacerlo”, recomendó.

El Senado buscará comunicarse con demócratas y republicanos en el Congreso estadounidense para hacerles recapacitar que ese tipo de actitudes lesionan las relaciones de vecindad y los separan en sus coincidencias.

Aseguró que, ante este panorama, se necesita una diplomacia parlamentaria y comunicación directa con las alas moderadas de aquel Congreso.

“Vamos a hacer uso de nuestra diplomacia parlamentaria. El Senado turnará señalamientos al Senado de Estados Unidos y al Congreso. No es la forma de tratar a un país, y no vamos a tolerar actitudes de lesión e insulto a México”, anunció.

Concluyendo, el Senador Monreal Ávila destacó que la tarea del Senado de la República, como revisora de la política exterior de México, continuará siendo impulsar la cooperación, la colaboración y el entendimiento con el pueblo y el gobierno de EUA, en un marco de respeto a la historia, a la cultura y a la dignidad de ambas naciones.

Fuente: Senado, México