La diputada por Puebla, Báez Ruiz impulsa iniciativa para elevar hasta 15 años de prisión las penas por lesiones discapacitantes.

Dicha iniciativa surge del cuestionamiento de la legisladora al sistema de penalidad que establece de 3 a 5 años con la opción de aplicar multas que van de los 300 a 500 pesos.

El Palacio Legislativo es el escenario de la propuesta de reforma planteada por la diputada por Puebla, Claudia Báez Ruiz (PES), quien informó que impulsa esta iniciativa de reforma al Código Penal Federal para elevar hasta 15 años de prisión las penas por lesiones discapacitantes.

En un comunicado reciente, señaló que su propuesta, presentada ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, plantea que la sanción para quien infiera una lesión discapacitante sea de 10 a 15 años de prisión.

La diputada concientizó al referir que actualmente el artículo 291 establece de tres a cinco años de prisión a la persona que infiera una lesión que perturbe para siempre la vista, o disminuya la facultad de oír, entorpezca o debilite permanentemente una mano, un pie, un brazo, una pierna, o cualquier otro órgano, el uso de la palabra o alguna de las facultades mentales.

Artículo 291.- Se impondrán de tres a cinco años de prisión y multa de trescientos a quinientos pesos, al que infiera una lesión que perturbe para siempre la vista, o disminuya la facultad de oír, entorpezca o debilite permanentemente una mano, un pie, un brazo, una pierna, o cualquier otro órgano, el uso de la palabra o alguna de las facultades mentales.

Con relación a ello, destacó que esas sanciones son cuestionables, toda vez que el agresor puede tener penas menores a cinco años y salir libre con una fianza que va de 300 a 500 pesos.

En ese contexto, Baez Ruiz sostuvo “que es urgente endurecer las penas y se reduzca la violencia en nuestro país”.

“¿Es justo pagar 300 pesos por dejar ciego a una persona, por dejarle con sordera, por limitar sus extremidades, por alterar sus facultades mentales?”

¿Al agresor le impondrán una multa de 300 pesos, cuando la víctima perderá la visión de un ojo para el resto de su vida? ¿Esto es justicia?”, reclamó dejando ver su indignación.

Báez Ruiz apuntó que en la Ley General de Víctimas se reconoce a la discapacidad como un grupo de población con mayor situación de vulnerabilidad, de ahí que será considerado como agravante a quien lesione a una persona con discapacidad en el caso del secuestro.

Fuente: Cámara de Diputados, República de México