Los programas y obras de infraestructura para ampliar el acceso a Internet tienen que ser prioritarios y de interés público, pues son fundamentales para reducir la pobreza.

Así lo consideró la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, legisladora de Acción Nacional, que destacó que “quienes aún no están conectados siguen aislados de los beneficios de esta nueva era y quedan aún más rezagados.”

Muchas de estas personas son mujeres, adultos mayores, personas con discapacidad, indígenas y residentes de zonas pobres o remotas. 

Reynoso Sánchez explicó que la pandemia necesitó de tres elementos vitales para el acceso a una educación de calidad: energía eléctrica, disponibilidad de Internet y un dispositivo, para tomar clases en línea, realizar tareas y evaluaciones de conocimiento

En consecuencia, la carencia de infraestructura de radiodifusión y telecomunicacioneses un elemento diferenciador entre tener acceso a educación de calidad o no.

Así mismo, la senadora reconoció que las emergencias sanitarias son fenómenos transitorios, pero la pandemia generada por el SARS-CoV-2 ha acelerado de manera importante todas las actividades relacionadas a las tecnologías de la información y comunicación. 

De ahí la necesidad de enfocar la atención y la medición de la política de desarrollo social hacia ellas, ya que son un elemento diferenciador en las sociedades desarrolladas.

En este contexto, advirtió la legisladora, el ritmo de la conectividad se ha detenido e, incluso, invertido, en algunos grupos. Por ejemplo, a nivel mundial, la proporción de mujeres que utilizan Internet es 12 por ciento inferior a la de los hombres. 

Si bien esta diferencia se redujo en la mayoría de las regiones entre 2013 y 2017, en los países menos adelantados aumentó del 30 al 33 por ciento. 

“La conectividad y el acceso a recursos tecnológicos, particularmente a Internet, son coadyuvantes en el potencial de desarrollo de los seres humanos, por ello proponemos entre otros aspectos, que la conectividad a Internet sea medida como indicador de pobreza por el CONEVAL”, refirió Alejandra Reynoso Sánchez. 

La senadora propuso reformar los artículos 14, 19 y 36 de la Ley General de Desarrollo Social, a fin de establecer como prioritarios y de interés público los programas y obras de infraestructura para ampliar el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet.

Finalmente, la iniciativa que fue turnada a las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos, planteó agregar una fracción al artículo 32 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para que a la Secretaría de Bienestar también le corresponda promover la construcción de infraestructura y equipamiento respectivo. 

Fuente: Prensa Cámara de Senadores de México


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

SUSCRÍBETE A DIARIO JURÍDICO

Recibe nuestro boletín semanal con la actualidad jurídica más destacada.

Sus datos serán incorporados a un fichero automatizado con el objeto exclusivo de dar respuesta a su suscripción Dicho fichero es de titularidad exclusiva de LEXDIR GLOBAL S.L. y no será cedido a un tercero en ningún caso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.