Los logros pertenecientes al primer periodo del segundo año de la Legislatura fueron precisados en reciente boletín oficial.

El Senado de la República contribuye de manera firme y decidida a afianzar el proceso de transformación que vive México.

Esto se ve reflejado tras la aprobación de reformas que configuran un nuevo marco legal en beneficio de la población.

Nuevo marco que se caracteriza por la protección de derechos fundamentales, el fomento del desarrollo integral, el bienestar y el impulso de actividades económicas.

La Cámara de Senadores se consolidó como un constructor de acuerdos entre todas las fuerzas políticas.

El consenso dentro de la pluralidad permitió que fueran aprobadas siete modificaciones constitucionales, entre ellas se destacan: la reforma al artículo 28 de la Carta Magna para prohibir la condonación de impuestos y la que elevó a rango constitucional el derecho a la movilidad y a la seguridad vial.

Además, el Pleno realizó modificaciones al texto constitucional para conceder al Senado la facultad de participar en el proceso de aprobación del Plan Nacional de Desarrollo.

Asimismo, estableció la obligación del Estado de asegurar el desarrollo integral de la juventud, así como la facultad del Congreso de legislar en materia de bienestar animal.

También vale destacar la declaratoria constitucional de la reforma de Consulta Popular y Revocación de Mandato.

Entre los nuevos ordenamientos se halla la Ley de Confianza Ciudadana y la Ley General de Salvaguardia de los Elementos de la Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas, Afromexicanas y Equiparables.

En materia de seguridad, se respaldó un proyecto para prohibir y sancionar la venta de facturas falsas, el bloqueo de señales de telefonía celular, de radiocomunicación o de transmisión de datos o imagen, así como para elaborar un registro nacional de armas extraviadas, robadas, destruidas, aseguradas o decomisadas.

En estos cuatro meses de trabajos, los senadores laboraron más de 222 horas y se llevaron a cabo 33 sesiones ordinarias y cuatro solemnes. Ello da cuenta de la intensa labor que el Senado de la República llevó a cabo durante el Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

Cabe resaltar que en este periodo se concertaron designaciones importantes, como la de la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Margarita Ríos-Farjat y la titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Mara Gómez Pérez.

El nombramiento de Rosario Piedra Ibarra, como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, fue otra de las designaciones importantes.

En esta primera fase del segundo año legislativo también se eligieron 20 magistrados de los Órganos Jurisdiccionales en Materia Electoral, a dos consejeras del Consejo de la Judicatura Federal y a los comisionados presidentes de la Comisión Reguladora de Energía y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Las sesiones solemnes fueron para recibir a atletas medallistas de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos; conmemorar el 66° Aniversario del Reconocimiento del Derecho al Voto de las Mujeres en México; entregar la Medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra de Piedra, y recibir a Lee Hsien Loong, primer ministro de Singapur.

Por último, merece ser valorado el nombramiento de los embajadores de México en Tailandia, Marruecos, Portugal, Italia y ante la Organización Mundial de Comercio.

Fuente: Cámara de Senadores, República de México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.