Nada más conocer el cierre, algunos internautas sugirieron que el cierre podía deberse a una campaña en la que, dicen, se solicitó que se pusieran en conocimiento de FACUA cuentas pedófilas de twitter. Nada más lejos de la realidad. Se denunció ante la red social una vulneración de sus condiciones de privacidad.

Desde FACUA aclararon en un breve comunicado que Twitter había suspendido la cuenta del portavoz por “informar de un fraude” y que emprenderían acciones contra la multinacional por vulnerar sus derechos. Horas más tarde FACUA señalaba en un comunicado ampliado que habían difundido el pantallazo de un mensaje móvil, en el que además del texto se mostraba el número del remitente. Según FACUA, se difundió el SMS porque desde el mismo se instaba fraudulentamente a llamar a una línea de alto coste, con un falso reclamo.

Conviene tener en cuenta que Twitter no permite a sus usuarios divulgar información privada y confidencial de terceros. Twitter pone los siguientes ejemplos (no limitativos) de difusiones no permitidas sobre datos de terceros:

  • Números telefónicos privados, no públicos
  • Información de tarjetas de crédito
  • Números de la seguridad social u otros documentos nacionales de identidad
  • Direcciones o ubicaciones que se consideran y se tratan como privadas
  • Direcciones de correo electrónico personales, no públicas

Volviendo al ejemplo de FACUA, es importante señalar que si el número de teléfono y el mensaje de texto ya eran públicos antes en internet, Twitter no debería suspender la cuenta que los divulgue. Y es que la famosa red social hace una salvedad en su política de privacidad: si la información difundida en twitter fue previamente anunciada en otro sitio, no consideraría que existe infracción de sus “reglas de juego”, y no procedería la suspensión de la cuenta.

FACUA advierte en su comunicado que la publicación del SMS “no vulnera ninguna ley y se enmarca tanto en el derecho a la libertad de expresión como a la libertad de dar y recibir información veraz”. Además, FACUA anuncia que interpondrá sendas denuncias contra Twitter ante la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) y la Secretaría General de Consumo de la Junta de Andalucía. Argumenta FACUA que Twitter aplica “cláusulas abusivas por vincular el contrato a la voluntad del empresario, o por limitar o privar al consumidor y usuario de los derechos reconocidos por normas dispositivas o imperativas”.

El caso de la suspensión de la cuenta de twitter del portavoz de FACUA se suma a otros muchos. Sirva de ejemplo la suspensión de la cuenta de Marcelino Madrigal, internauta comprometido en la lucha contra la pornografía infantil, que describe en su web como Twitter le suspendió la cuenta con miles de seguidores, indicándole que “Twitter reserves the right to terminate user accounts without further notice”, y sin que Twitter justificase la existencia de tuits de contenido ilegal.


Luis Gervas de la Pisa, abogado y responsable de la web especializada en retirar datos en la red Salir de internet