Se cumplieron las previsiones más pesimistas y ayer a primera hora en el Congreso de los Diputados el presidente del Gobierno Mariano Rajoy relataba las 35 medidas próximas para ajustas nuestro déficit. Unas medidas que supondrán un ajuste de 65.000 millones de euros pero que a juicio de los expertos no ratifican el crecimiento en nuestra economía y la creación de riqueza para salir de la sima en la que estamos metidos. La subida del IVA tres puntos del 18 al 21 por cien en el general y del 8 al 10 en el reducido; la reducción de las prestaciones por desempleo o la eliminación de bonificaciones por contratación, revelan el estado paupérrimo de nuestra economía de guerra. También a los funcionarios se les elimina la paga de Navidad que supondrá el 7% de su salario total. Curiosamente Rajoy y su Gobierno no han lanzado una sóla medida que fomente el consumo o la creación de empresas hasta la fecha.

Desde Bruselas, aunque la comunicación oficial aún no había llegado en el momento de preparar este reportaje, se veía con satisfacción este duro ajuste. “Saludamos el anuncio hoy de las nuevas medidas fiscales por parte del Gobierno español, que se produce un día después de que el Consejo de ministros de Economía de la UE (Ecofin) adoptara por unanimidad una recomendación revisada con respecto a España para la corrección de su déficit excesivo”, afirmó el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O’Connor.

Según dijo el portavoz en la rueda de prensa diaria, este es “un paso importante para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit de este año”, del 6,3 % del PIB.. Por su parte, el portavoz del vicepresidente económico, Olli Rehn, apuntó, por su parte, que han tomado nota de la “clara indicación” del presidente Rajoy en el Congreso de los Diputados, de que su Gobierno “pretende aplicar las recomendaciones que presentó la Comisión Europea y que fueron aprobadas formalmente ayer por el Ecofin”.

La subida del tipo general del IVA del 18 por ciento al 21 por ciento supondrá de media un aumento de gasto de unos 415 euros por familia al año, según estimaciones de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). La OCU advierte que sus estimaciones se basan en los últimos datos de la encuesta de presupuestos familiares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y que habrá que esperar a la publicación de la norma para el cálculo exacto del impacto que esta medida tendrá para los bolsillos de las familias.  Según la OCDE, con esta subida, España se sitúa en el puesto número 12 del ranking de países europeos, junto con Italia, con el mayor tipo de IVA. La clasificación la lidera Hungría con un tipo del 27%.

Frente a la postura en contra directa de los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT que ya anuncian una “movilización general en España” en la “semana del 21 de julio” contra de los nuevos recortes. Así lo anunció el secretario general de CC.OO. Ignacio Fernández Toxo, al final de su intervención en la manifestación de los mineros en Madrid, en la que participó junto al secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El líder de CC.OO. denunció, además, que en la batería de medidas anunciadas por Rajoy “no hay ni una sola para que los ricos, que están en el origen de la crisis, paguen por lo que está sucediendo

Medidas insuficiente, recortar gasto público

De forma más moderada, los expertos consultados por DIARIOJURIDICO dejan claro que las medidas son insuficientes. Desde el Consejo General de Economistas se muestra prudencia y de momento no habrá una declaración clara valorando dichas medidas. Por su parte, el Presidente de Aedaf, Antonio Durán-Sindreu, tuvo tiempo de valorar las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno, y en concreto la subida de los tipos del IVA en 3 puntos el tipo máximo y 2 puntos el reducido.

Sin conocer aún el detalle del texto en concreto que el Gobierno va a aprobar, Durán-Sindreu considera que la precaria situación de la economía española y el potencial recaudatorio del IVA no deja al Estado mucho margen de maniobra. “Desde esta perspectiva, -señala- la subida del IVA es comprensible”.

Ahora bien, para el máximo representante de la Asociación Española de Asesores Fiscales, “es necesario fijar un periodo temporal para la entrada en vigor de los nuevos tipos del IVA, con la finalidad que las empresas puedan adaptar sus programas informáticos”.

Durán-Sindreu, hizo  hincapié en la necesidad de que las medidas de tipos impositivos venga acompañada de otras medidas, así, “no es razonable subir el IVA sin acometer antes la gran reforma que necesita España: la reforma del gasto público de la propia Administración”.

En este sentido, las medidas para la reducción del gasto anunciadas ayer por el Presidente del Gobierno, “parecen insuficientes”, según Aedaf, y el aumento del IVA “ha de ir acompañado de una reducción sustancial de las cotizaciones sociales”. Para el Presidente de Aedaf,  “la reducción anunciada de estas últimas es insuficiente si lo que se pretende es fomentar el empleo y mejorar la competitividad de la empresa española”.

Durán-Sindreu considera que, dada la actual situación económica, “es previsible que las pequeñas y medianas empresas absorban la subida del IVA manteniendo los precios y reduciendo sus márgenes”. Sin embargo, “no es previsible que esto ocurra en consumos básicos como agua, luz, gas, teléfono, etc.”

CEOE, cuidado con el IVA

En ese sentido, el presidente de la CEOE, Joan Rosell también se ha manifestado partidario de controlar el gasto público aunque le parezcan correctas las medidas tomadas por Mariano Rajoy, incluida la subida del IVA, por la situación tan compleja que pasa nuestra economía.

Rosell destacó la necesidad de afrontar el endeudamiento exterior y el déficit fiscal, que constituyen el “gravísimo problema” de la economía española, “con celeridad”, “con intensidad” y “haciendo las cosas que tenemos que hacer”.

No obstante, ha reconocido que lo que a la patronal le gustaría es “que hubiese pocos incrementos de impuestos y mucha reducción del gasto público”, siendo consciente de que “eso es difícil”.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha calificado de “dolorosas” las medidas anunciadas ayer en el Congreso por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque las ve “necesarias” para salir de la crisis.  Desde esta entidad se da por descontado destrucción de empleo autónomo por esta circunstancia.

Eso sí, ATA ha instado a continuar aplicando reformas estructurales “porque no sólo de ajustes puede vivir la economía”. “Es necesario aplicar medidas de reactivación que sirvan para crear empleo porque es imprescindible entrar en la senda del crecimiento para que los autónomos podamos generar puestos de trabajo”, afirmó, su presidente Lorenzo Amor.

Para ATA, el anuncio de la subida del IVA es una “muy mala noticia” que afectará a toda la sociedad y especialmente a los autónomos, si bien ha indicado que, ante la situación de urgencia que vive el país, esta subida “parecía inevitable desde el principio”.

Desde CEIM, patronal de los empresarios madrileños, una vez celebrada su Asamblea General, Arturo Fernández, su presidente no veía claro que la subida del IVA vaya a generar la recaudación que espera el Gobierno. Desde su punto de vista ese ajuste fiscal que busca el Gobierno   debe realizarse a través de la reducción del gasto público no productivo, “nunca aumentando los impuestos a empresas y ciudadanos”.

“Somos conscientes de que es una exigencia de Bruselas innegociable, pero los empresarios madrileños no tenemos tan claro que esta medida vaya a provocar aumentos significativos en la recaudación, y si prevemos que vaya a dificultar la recuperación económica de nuestro país”, subrayó, al tiempo que ha apostado por “eliminar las subvenciones a las patronales, los sindicatos y los partidos políticos”.

Durante su intervención en la asamblea general de CEIM, Fernández se ha pronunciado también sobre la bajada de las cotizaciones anunciada por Rajoy. “No es suficiente, pero nos parece mejor que lo que teníamos”, indicó.

No obstante, ha señalado la necesidad que el Gobierno lleve a cabo “un mayor esfuerzo”, en el sentido de que adopte “medidas contundentes y valientes para reducir una sobredimensionada Administración Pública, tanto en estructura como en personal laboral”.

Desde la firma Arrabe Asesores, estas medidas y en especial la subida del IVA, no son las más adecuadas.  La subida del IVA reducirá la recaudación del Estado y fomentará la economía sumergida”, afirma Miguel Ángel Ferrer Garcerán, socio director general de esta asesoría fiscal compañía que cuenta con más de 1.200 clientes.

Desde su punto de vista los antecedentes dejan claro que a más impuestos no se genera más recaudación: “la subida del IVA en 2010 (se incrementó del 16% al 18%, y el reducido del 7% al 8%) fracasó, ya que hundió más aún el consumo. La recaudación neta del Estado a través de los impuestos disminuyó cerca del 32% el año pasado por la caída del consumo”, recuerda Ferrer.

“Esta subida”, continúa el responsable de Arrabe Asesores, “afectará muy negativamente a sectores básicos para nuestra economía como el turismo o la hostelería, además del comercio, reduciendo ventas y destruyendo empleo. Nos hace perder competitividad”.  Desde Arrabe Asesores también destacan que la bajada de las cotizaciones sociales un punto en 2013 y un punto más en 2014 no va a compensar el efecto negativo de la subida del IVA sobre las empresas.

Desde Gestha, asociación que engloba a los técnicos de Hacienda esta medida de la subida del IVA generará unos 7.500 millones de euros, aunque no creen que la medida surta excesivo efecto, al meter en el mismo saco a los que defraudan junto a los que no lo hacen.

Por otro lado, consideran que la eliminación de la paga extra de Navidad a los funcionarios y la reducción de los moscosos, “con lo que el Ejecutivo podría ahorrar 5.000 millones de euros”, supone “igualar por lo bajo” los derechos de los empleados públicos, al situarlos “al mismo nivel que los del sector privado”.

Frente a estas medidas de ajuste, Gestha aboga por la creación de un impuesto sobre las transacciones financieras que grave estas operaciones, “actualmente exentas de IVA”, para generar unos 4.500 millones de euros.

No obstante, los técnicos han mostrado su apoyo al anuncio de nuevos impuestos sobre el tabaco, “pues de este modo se desincentivará su consumo”, y han reclamado una mayor presión fiscal también para el alcohol. Asimismo, también ven con “buenos ojos” la posible creación de un ‘céntimo verde’ que grave los hidrocarburos, “ya que reducirá las emisiones y la dependencia energética de España al exterior”.

También destaca que “esta reforma perjudica sobre todo a los autónomos y pequeñas pymes. Muchas de las empresas tendrán que asumir esta subida del IVA si no quieren perder clientes, reduciendo aún más sus márgenes. Les va a restar capacidad de invertir, de crecer y de crear empleo, cuando las pymes siempre han sido las grandes generadoras de puestos de trabajo en España”.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.