Miquel Roca trabajará en colaboración con el abogado penalista Jesús María Silva, cuyo despacho Molins & Silva colabora en el asesoramiento penal de los clientes de Roca Junyent.

Miquel Roca y Jesús María Silva

Roca Junyent ha aceptado el encargo de defender a la Infanta Doña Cristina en el caso de que no prospere el recurso de la Fiscalía Anticorrupción contra su imputación por el caso Nóos.

En dicho recurso, de veinte folios de longitud, el fiscal alega que “la imputación a una persona de hechos que a priori no presentan rasgos delictivos supone, cuando menos, un trato discriminatorio” y pide que se revoque el auto dictado por el juez instructor al “no existir indicios incriminatorios, ni infracción penal”.

En caso de que el recurso de apelación no prospere, Miquel Roca ha anunciado que trabajará en colaboración con el abogado penalista Jesús María Silva, cuyo despacho Molins & Silva colabora en el asesoramiento penal de los clientes de Roca Junyent.

La firma catalana ha anunciado que pone a disposición del caso los recursos y servicios de sus oficinas en Barcelona y Palma de Mallorca, donde se instruye la causa.

El abogado ha rehusado hacer declaraciones sobre el caso ante una nube de fotógrafos y cámaras de televisión. “Tengo unos ciertos años, una cierta experiencia profesional, un estilo y una trayectoria que quiero respetar y no voy a hablar de temas profesionales», ha dicho. Después ha reconocido que ya ha «hablado con la Infanta Cristina» y no contempla, de momento, hablar ni reunirse con la defensa de Iñaki Urdangarín, Mario Pascual Vives.

Miquel Roca, que a finales de mes cumplirá 73 años, fue uno de los fundadores de Convergència Democrática de Catalunya (CDC), diputado entre 1977 y 1995, y uno de los siete redactores de la Constitución de 1978. Tras abandonar la política, fundó este conocido despacho de abogados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.