Se agota el tiempo dado por la nueva titular de empleo, Fátima Bañez (en la foto) a los agentes sociales y aún existen discrepancias serias de cara a llegar un acuerdo que impulsase una nueva reforma laboral. Los principales desencuentros hay que verlos en el tema salarios y su renovación hasta el 2012, donde CEOE apuesta por una moderación extrema, casi cercana a la congelación mientras que los sindicatos podrían ceder hasta el 1 por cien de incremento. Otra cuestion que genera el alejamiento es el querer vincular, como quiere hacerlo, la patronal empresarial, los salarios a la productividad. En este tema los sindicatos prefieren unirlo a otros datos como ligar los salarios a otras fórmulas, como la inflación subyacente (IPC sin precios energéticos ni alimentos frescos), o hablar de salarios fijos y variables.

En este contexto, la postura del Gobierno parece que se deja entrever, sobre todo con el mensaje lanzado desde Empleo, donde hace unos días se ha aprobado la congelación del salario mínimo interprofesional, tal y como conocimos en la rueda de prensa del último Consejo de Ministros
.
El escollo de la contratación

Otro asunto que enfrenta a patronal y sindicatos tiene que ver con la contratación. En primer lugar, el contrato de formación, aprobado por el anterior Ejecutivo y que se extiende a los 30 años, es un lugar de choque entre los agentes sociales. La CEOE pretende hacerlo extensible sin límite de edad y también pretende que se elimime la figura del tutor para estos jóvenes profesionales. En este caso, los sindicatos desean que esa figura esté relacionada con los Servicios Públicos de Empleo y no aceptan esos cambios en el contranto antes descritos.

Cuestiones como la contratación temporal; su conversión a indefinido y el posible nuevo coste del despido, son tambien otros datos que alejan las posturas y que pudiera hacer, si se agota el plazo dado hasta el 7 de enero. que el Gobierno legislara en esta materia. Lo que si tienen claro ambas partes es que el Gobierno de Rajoy, una vez conocidas el Decreto de Medidas Urgentes aprobadas por el Consejo de Ministros y que genera una subida de impuestos de unos 6.200 millones de euros y un recorte del gasto público sobre los 8.900 millones, no va a andarse por las ramas, sino que a falta de acuerdo, cogerá este nuevo toro por los cuernos, cuestión que puede hacer que en los últimos días se intensifique el proceso negociador entre los agentes sociales.

Sobre qué hay acuerdo

En principio ambas partes están de acuerdo en reducir el número de festivos y llevarlos al lunes para mejorar la competitividad de nuestra economía. También parece cercano el acuerdo sobre extender la vigencia del Acuerdo de Solución Extrajudicial de Conflictos (ASEC) –que actualmente tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2012– desde enero del próximo año hasta 2016.Este arbitraje afectaría a la negociación colectiva de ámbito nacional, sería voluntario, tendría mayor vinculación a las comisiones paritarias y se extendería a otros litigios como los plazos máximos de negociación de convenios, para solucionar el problema de la ultraactividad (prórroga automática de un convenio en ausencia de su renovación).

Además, este arbitraje tendría eficacia general y directa, de modo que aquellas empresas que no se quieran adherir tendrán que comunicarlo expresamente y tendrán un plazo de unos tres meses para acordar con los sindicatos otras vías de solución extrajudicial. Dentro de este acuerdo se incluiría también una fusión de las listas de árbitros de todos los agentes sociales y una búsqueda de más profesionalidad con el reforzamiento de su formación continua.

Entramos, pues en una semana decisiva para la reforma del mercado laboral. Precisamente hoy la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha presidido la toma de posesión de la nueva secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Pedro Llorente y director del Gabinete de la Ministra, Juan Pablo Riesgo. En sus manifestaciones ha vuelvo a incidir en la necesidad de impulsar un cambio laboral en nuestro panorama actual desde la moderación salarial por los tiempos que se viven.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.