La situación económica en España afecta a los autónomos de manera muy directa. El año que cerramos, una grandísima mayoría de los 3,3 millones de autónomos que hay en nuestro país  han sufrido mucho el impacto de la desaceleración de la economía y el empleo y de los incrementos de los costes, que no dan tregua.

Los datos de empleo a lo largo del año reflejan una importante desaceleración en el ritmo de crecimiento. Se ha destruido empleo en los últimos meses del año, siguen bajando los autónomos de sectores tan importantes como el comercio, hostelería, industria y agricultura y la reducción del paro es la menor que la que se ha producido en los últimos 3 años”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

En este contexto hay que destacar el aumento de los costes en los negocios de los autónomos tanto financieros, como de producción o energéticos para el 80% de los autónomos en 2023. Como se desprende del Barómetro de ATA, al menos a un tercio de los autónomos el incremento en los gastos fijos ha dificultado el mantenimiento de su negocio, de hecho a casi el 80% su negocio se ha mantenido igual que el año anterior o incluso ha descendido en su evolución.

A lo que hay que añadir que cada vez es más difícil acceder a los créditos y que la morosidad lejos de reducirse va en aumento”, ha añadido Lorenzo Amor.  “Mantenerse está siendo complicado y mantener el empleo o crecer, aún más. De hecho, la mayoría de los autónomos ni se han planteado ampliar sus plantillas”. 

2024, un año difícil para los autónomos

“2024 será un año en el que las cifras quedarán por debajo de las actuales, se notará el freno en la economía”, ha asegurado Lorenzo Amor. “Nuestras previsiones son que el PIB crezca por debajo del 1,5% en 2024. Mientras que el empleo se moverá en términos entre el 1,1 y el 1,2% lo que supondría entre unos 190.000 y 230.000 empleos más hasta reducir la tasa de paro a algo menos del 12%”.

Por otro lado, las previsiones para 2024 pueden oscilar bastante si finalmente el Gobierno decide retirar completamente las medidas antiinflacionistas y tendremos que esperar unos meses para poder situar correctamente la inflación en España. Hablamos de que la horquilla puede oscilar entre el 2,5% y el 3,5% dependiendo de muchas de las decisiones que aún no se han tomado.

Con la situación actual, la previsión es que los gastos sigan en aumento y sea complicado compensarlos sin subir los precios y se note un freno definitivo en la economía, estancando los datos de crecimiento de empleo, que aunque positivos serán mucho más lentos de lo que deberían.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, consideramos que la incertidumbre marcará 2024. El Barómetro de ATA destaca que la mayor parte de los autónomos no cree que pueda ampliar plantilla e incluso alguno confiesa que de seguir así tendrá que reducir plantilla. Un síntoma de que el aguante de los autónomos está muy al límite.

Fuente: ATA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.