Gestionar mejor de forma eficiente los recursos disponibles y las implicaciones de los profesionales de la firma es el objetivo del Comité Pro Bono creado desde Allen & Overy  para impulsar esta actividad social en el despacho. Liderado por Antonio Vázquez, socio del área de contenciosos y arbitraje del bufete en España, tiene un componente trasversal al integrar a profesionales de otros departamentos como  la asociada senior Jimena Urretavizcaya integrada en el área financiera de la firma y experta en reestructuraciones :”Procuramos coordinarnos con nuestros voluntarios a la hora de desarrollar actividades. En este momento estamos organizando la Tómbola de Navidad, ya habitual en nuestro despacho. Lo que queremos con el dinero recaudado logrado es financiar cinco becas para que diferentes jóvenes estudien el  equivalente al bachiller en la India”. Uno de los alicientes más importantes de esta actividad es que el propio despacho se compromete a donar un euro por cada euro que se recaude.

La actividad de Allen & Overy en materia pro bono se organiza desde tres vertientes según nos explica Urretavizcaya: “En primer lugar, el asesoramiento legal que damos a entidades como la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer; la Fundación También, centrada en la integración de discapacitados, entre otras instituciones. Tambien formamos parte del programa Conoces tus leyes, gestionado desde Fundacion Wolters Kluwers donde se  le ofrece al inmigrante un asesoramiento legal básico”. Para esta letrada es importante destacar el interés por parte de los propios usuarios de esta actividad. “Al final te das cuenta que hay mucha desinformación de muchas de nuestras leyes”. A nivel global Allen & Overy como marca realizó cerca de 41.000 horas pro bono teniendo en la Cruz Roja, uno de sus principales partners.

Otra línea de actividad en este terreno de la responsabilidad social de la abogacía tiene que ver con la organización y participación de actividades solidarias. “Actividades como las que organizamos con Fundación También, con los que organizamos el Fin de Semana Solidario, deja claro la importancia que tiene la integración de las personas con discapacidad”, señala Jimena.  Esta prueba se pone en marcha a través de una gymkana constituida por equipos mixtos, entre miembros de Allen & Overy y personas con discapacidad. “Es bastante posible que la próxima actividad de este tipo en el 2012 sea en el mes de septiembre”, afirma. El despacho también participa en la Carrera Liberty de las empresas.

Junto a Jimena, sigue la conversación Fernanda Escobar, responsable del marketing del despacho y conocedora del fenómeno de la responsabilidad social de la abogacía, tarea que gestionó con brillantez  en Gómez-Acebo & Pombo con anterioridad: “Es evidente que los abogados somos solidarios, aunque el complicado día a dia no nos deja,” afirma. Desde su perspectiva es evidente que este tipo de actividades no se hacen siguiendo criterios de marketing “la verdad es que preferimos que quedan fuera de los focos mediáticos”, aunque reconoce que el pro bono genera vínculos de colaboración entre bufetes, rivales a diario en la propia práctica profesional.

Por último, la tercera vía de trabajo que tiene Allen & Overy en temas pro bono tiene que ver con las aportaciones económicas de forma directa. En principio se ha centralizado en la Fundación Vicente Ferrer y es algo como subraya Jimena Urretavizcaya  “que vaya calando de forma progresiva en nuestra firma”. Para ambas profesionales que la firma tenga una media de edad bastante baja puede ser una de las causas de la receptividad de los propios abogados a realizar diversas tareas en este campo de la responsabilidad social de la abogacía. “Al final lo que quieres es ser útil, pese a que tengas poco tiempo, y dedicar tu tiempo a actividades que llamen la atención y puedan ser medibles”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.