El último  Consejo de Ministros aprobó  la esperada  reforma laboral, ya en el BOE desde el pasado sábado, sin dar mucha pista ni siquiera a los agentes sociales. Fue en la rueda de prensa posterior con la comparecencia de Soraya Sáenz de Santamaria, vicepresidenta junto a la titular de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez cuando supimos de sus detalles. Según los expertos juristas consultados por DIARIOJURIDICO, esta reforma no garantiza por si sola que se vaya a frenar la destrucción de empleo porque necesita además de un marco financiero que ayude a fluir el crédito  y otros indicadores de la economía que se recuperen. Este cambio normativo desde la entrada en vigor de la citada reforma tiene como grandes avances que  elimina el despido improcedente de 45 dias por 33  por año en 24 mensualidades e impulsa el objetivo en 20 días por año y mayor flexibilidad con la desaparición de la autorización administrativa en el caso de los Eres o despidos colectivos.

Profesionales como David Díaz, socio de laboral de Baker & McKenzie, Rosa Zarza, socia de laboral de Garrigues, Antonio Sempre, Coordinador del Area Laboral de Gómez Acebo & Pombo y Abel Veiga, Director del Departamento de Derecho Económico y Social de ICADE, coinciden en señalar que hay avances notables en materia de flexibilidad interna, sobre todo en los descuelgues del convenio colectivo y ultraactividad de las empresas que podrán evitar ciertos despidos aunque aún se pueden hacer más avances. Observan interesantes las medidas de bonificación y deducción de trabajadores que vengan del desempleo y tienen claro que no será sencillo que esta reforma laboral por sí sola genere empleo, si a la par no hay otros cambios estructurales. También coinciden en que la citada reforma aunque es un paso importante podría ser más ambiciosa y sorprende su tramitación por proyecto de ley ante la situación de emergencia del país.

David Díaz es socio del área laboral de Baker & McKenzie, despacho anglosajón que desde hace unos meses viene organizando un Foro que, bajo el titulo “Estrategias legales para la gestión global de recursos humanos”, (en la foto primero por la izda) analiza la actualidad laboral desde diferentes perspectivas. Ya nos anuncia que el próximo tendrá como centro la reforma laboral de la que estamos hablando” Estamos ante una reforma de calado con cambios importantes como la indenmización por despido a 33 dias por año trabajao con máximo de 24 mensualidades”, aunque desde su punto de vista tiene más realce el despido objetivo de 20 días “creo que ha quedado muy bien definido por lo cual el juez no deberá entrar en estos temas y solo deberá aplicar la legislación”.

Días subraya que la clave de este tipo de reformas tan ambiciosas tiene que ser la flexibilidad interna. “Es fundamental cambiar la tendencia existente hasta la fecha, donde era más sencillo despedir que cambiar las condiciones laborales de los trabajadores”. Medidas sobre la primacia del convenio de empresa sobre el colectivo o el tope de dos años de la ultraactividad son vistos como aciertos desde su perspectiva. “Que se vaya a crear empleo está por ver. Pero hay que darse cuenta que un empresario normal no despide porque quiera”. Tambien ve interesante la eliminación de autorización administrativa en los Eres, lo que nos equipara con nuestro entorno europeo “es muy posible que este nuevo escenario genere que su coste sea menor al actual sabiendo que la autoridad laboral no va a intervenir”.

En su opinión esta reforma tiene su coherencia interna. Se ha buscado sustituir de forma progresiva el contrato temporal por el indefinido. “Aun no sabemos si se mantendrán todos los tipos de contratos existentes, eso es algo que a lo largo de los próximos días podremos conocer, “señala David Diaz. En este entorno valora de forma positiva el Contrato de Emprendedor indefinido “debe ser una herramienta que utilizan pymes y autónomos para crear empleo a su ritmo” y recuerda que la anulación del encadenamiento de contratos temporales solo se cuenta desde enero del 2013

Todas esta medidas se visualizan en un contexto de inflexión notable. “Da la sensación que hay algunos cambios en nuestro entorno, así lo pudimos ver el pasado 25 de enero cuando se firmo el Acuerdo sobre moderazión salarial para los próximos tres años entre empresarios y sindicatos. Y es que hay que tender a ligar salarios con productividad, como es norma en Europa”.Pese a estos avances para el socio de Baker & Mackenzie es muy probable que aquella huelga general que vaticinó Rajoy se lleve a cabo por parte de los sindicatos. “Entiendo las presiones desde la Ue y el momento que se vive para tender a abaratar el despido en este contexto.”Lo que si es una crítica en el debe del Gobierno es su tramitación como proyecto de ley para Díaz “Nos vamos a situar en el mes de abril, como poco tras el trámite parlamentario y la situación de emergencia del país no da para tantas demoras”, confiesa

Reforma global y apuesta por la formación

Desde Garrigues, en opinión de Rosa Zarza , socia del área laboral, esta reforma es profunda y se enmarca dentro de un contexto reformista que solo durante el último año generó una veintena de cambios laborales de cierta importancia. “La reforma que plantea el Gobierno es profunda y global aunque es evidente que depende de la implicación de los agentes sociales a la misma para ver su efectividad.” En su opinión, no va ser sencillo implicarles pero  hay que hacerlo ante la situación tan compleja que vive el país en estos momentos.

Zarza ve positivos las medidas introducidas en cuanto a la flexiblidad interna de las empresas aunque advierte que aún hay mucho que hacer sobre todo en lo concerniente a movilidad laboral, geográfica y funcional. “Es positivo que aparezca la figura del grupo profesional sobre la categoría, porque será un término con más ventajas tanto para empresas como para los propios trabajadores”,afirma. Pero aún existe un camino importante por recorrer en este terreno para que se evite acudir a la via del despido como forma habitual de extinguir cualquier relación laboral.

Sobre la apuesta formativa del Gobierno, tanto a nivel empresarial con esas 20 horas remuneradas para el trabajador, como en esa nueva figura que aparece a modo de Cuenta Formación de cada trabajador, lo ve lógico y comprensible “sobre todo si uno observa la gran brecha que existe entre el mundo académico y el laboral. Estoy convencida que elevar el derecho a la formación a categoría individual ayudará a muchos trabajadores a desarrollar otro tipo de habilidades, necesarias para colocarse en otros puestos de trabajo”. Desde su visión de abogada laboralista este tipo de medidas lo único que hacen es dejar claro el déficit formativo existente en nuestro país y las carencias de nuestro sistema productivo.

Medidas como la creación del contrato del emprendedor o la eliminación del encadenamiento de los contratos temporales, son iniciativas a tener en cuenta, aunque es posible que pueda existir algún problema interpretativo al respecto desde su punto de vista. La reforma también ha tocado aspectos de la negociación colectiva” creo que de forma acertada, sobre todo cuando se da prioridad de los convenios de empresa sobre los sectoriales, su modernización, las cláusulas de descuelgue salarial  y, el tope a la ultraactividad de dos años impuesta en esta reforma,”explica Zarza. Tambien nuestra interlocutora muestra su sorpresa que en un contexto de emergencia del país en el que se vive se opte por la via del decreto ley.