La Fundación Rafael del Pino cerró este viernes  el periodo de admisión de solicitudes para su XII Programa de becas para estudios de posgrado, dirigido a licenciados y titulados superiores españoles que deseen ampliar sus estudios en las mejores Universidades y Centros de Investigación extranjeros o españoles en cualquier campo académico. Desde que se abrió el proceso de recepción de candidaturas a estas becas, el pasado día 2 de noviembre, la Fundación Rafael del Pino ha recibido 485 solicitudes, el número más elevado desde que se instituyeron. Este año, el importe del programa, que ofrece 10 becas, es de 1,2 millones de euros.

Desde que en el año 2001 la Fundación Rafael del Pino convocó el primer programa de becas, se han beneficiado de estas ayudas para estudios de posgrado 192 personas. La Fundación destina un 40% de su gasto en proyectos al programa de becas.

Lo que diferencia a este programa de ayudas a la formación es su vocación de apoyar la capacidad de liderazgo y el espíritu altruista. Los beneficiarios de este programa no sólo han de destacar en sus distintos campos de interés. Han de mostrar, al mismo tiempo, gran capacidad de liderazgo y espíritu emprendedor para poder completar su formación en los mejores centros académicos de España o del extranjero becados por la Fundación

La Fundación Rafael del Pino fue creada, el día 4 de noviembre de 1999, por decisión de Rafael del Pino y Moreno, su Fundador y Presidente entre los años 1999 y 2008. Esta entidad  inició sus actividades efectivas en el mes de mayo del año 2001. Respondiendo al continuo afán de su Fundador por aprender, mejorar y llegar al fondo de las cosas, así como a su profundo amor a España, el principal objetivo de la Fundación es contribuir a la mejora de los conocimientos de los dirigentes españoles para que puedan desarrollar con todo éxito sus capacidades.

Es por ello que destacan entre sus actividades las relacionadas con la formación de dirigentes. En esta categoría se engloban las ayudas a la formación -otorgadas tanto a estudiantes que destacan por su excelencia como a académicos que puedan realizar brillantes aportaciones a los distintos campos del saber-. La Fundación Rafael del Pino contempla, en este sentido, programas de investigación, de formación y seminarios para docentes y otros profesionales.

Del mismo modo, la Fundación Rafael del Pino organiza y lleva a cabo distintas conferencias y encuentros en los que destacados líderes políticos, económicos o sociales analizan, en profundidad, problemáticas y realidades actuales. Se une a estas acciones una especial dedicación a la promoción del conocimiento de la Historia, la defensa del patrimonio histórico y cultural español, el fomento de la importancia de la lengua española como vehículo de comunicación en el mundo y el desarrollo de programas en el ámbito de la salud y la mejora de las condiciones de vida de nuestros conciudadanos.

En palabras de la Presidenta de la Fundación, María del Pino: “El Fundador, mi padre, tuvo siempre la inquietud  de contribuir a que los jóvenes con vocación de emprendedores amplíen su formación global, lo que sin duda les facilitará la mejor comprensión del entorno en el que han de tomar decisiones. Él ha sido un emprendedor nato, y un autodidacta con una enorme curiosidad por muchas disciplinas, que ha estudiado con profundidad y sin descanso, lo que, sin duda, le ha ayudado en sus aciertos“.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.