En el Senado de Chile, pasa a tercer trámite el proyecto que sanciona con cárcel y multas el uso de explosivos en pesca.

Los métodos de pesca destructivos incluyen el uso de explosivos para matar o aturdir a los peces, que destruyen los corales. Este método, llamado pesca con explosión o dinamita, destruye las colonias de coral y destruye los tejidos de coral en las colonias adyacentes.

La pesca con dinamita es un método de pesca no selectivo y uno de los más destructivos: agota las poblaciones de peces, mata la vida marina sin distinción, destroza ecosistemas; y perjudica al hombre, al poner en riesgo su vida, actividades económicas como la pesca y su seguridad alimentaria.

La pesca con dinamita es lo opuesto a los métodos de pesca sostenibles que persiguen mantener el equilibrio del ecosistema marino en su conjunto, partiendo de capturas donde existe selección de especies y tamaños. La pesca con dinamita o “pesca con bomba” se realiza tanto desde tierra como desde el mar. El principio general es lanzar un dispositivo detonante (puede ser dinamita, o botellas plásticas conteniendo una sustancia explosiva) en medio de un cardumen de peces.

Cada explosión mata gran cantidad de peces y casi todos los organismos en el área afectada, sean o no de importancia comercial, incluyendo huevos, larvas, crías y juveniles sin darles la oportunidad de madurar y reproducirse. Los peces que flotan en la superficie son colectados, mientras otros quedan en el fondo.

La iniciativa busca sancionar esa práctica, la que quedó en evidencia por el hallazgo de un delfín en el sector de Juan López, en Antofagasta, el cual falleció por las ondas producidas por la detonación de dinamita.

Este proyecto  fue motivado por el hallazgo de un delfín en el sector de Juan López de la comuna de Antofagasta, en el año 2019, el cual falleció por las ondas producidas por la detonación de dinamita.

En condiciones de cumplir su tercer trámite quedó el proyecto que agrava las penas y sanciones a quienes extraigan recursos marinos mediante el uso de explosivos. Ello, luego que la Sala del Senado aprobara por unanimidad la iniciativa que fue analizada previamente por la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura.

Fue el presidente de esa instancia, senador Daniel Núñez, quien explicó los alcances del proyecto y los cambios que se le introdujeron en la Comisión.

Según señaló, la iniciativa tiene como objetivo aumentar las penas asociadas al delito de quien emplee, utilice o se valga de elementos explosivos o tóxicos en la realización de actividades pesqueras extractivas, tanto en su multa como en las penas privativas de libertad.

Asimismo, se busca penalizar a quien comercialice, procese, elabore, transporte o almacene a título oneroso recursos hidrobiológicos capturados o extraídos con los elementos explosivos o tóxicos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.