Rodrigo Levy, miembro de Garnham Abogados, nos facilita una guía acerca de los riesgos del teletrabajo desde casa durante la cuarentena.

La presencia del coronavirus impuso el aislamiento de las personas, afectando la posibilidad de asistir a sus puestos de trabajo. Para los casos en que la prestación de servicio es posible desde el domicilio del trabajador se dispuso el modo “home office”.

Ahora bien, “si bien el teletrabajo desde casa durante el período de cuarentena reduce la exposición al riesgo de contagio al virus, aumenta la exposición al ciber riesgo y eventualmente a otros riesgos tales como robos. Entregamos algunos consejos para trabajar más seguro.

Una vulnerabilidad muy extendida en estos días es el phishing, en la forma de correos electrónicos con alertas asociadas al Covid-19 u otros eventos relacionados. Esos correos contienen vínculos que, en caso de ser activados, pueden implantar malware en los computadores personales. Ello representa una oportunidad para que los hackers tengan libre acceso a nuestros equipos y soliciten pagos por recuperar datos robados o bien para liberar impedimentos de acceso o recuperación de la información.

Por otro lado, cada vez que un empleado se conecta remotamente a la red corporativa de su empresa, está generando un punto de acceso a los hackers. En estos casos, para mitigar los riesgos -particularmente asociados a los servidores y sistemas de la oficina- se recomienda efectuar dicha conexión vía VPN, con las debidas autentificaciones.

Cabe destacar que la conexión por intermedio de servidores públicos (Wi-Fi gratis) representa un riesgo importante, como así también el uso de Pendrives que podrían estar “contaminados”.

El mayor riesgo ocurre cuando un empleado se conecta remotamente a sistemas críticos de la empresa, como los productivos. Para reducirlo, se deberá privilegiar el uso de conexión por cable, o bien utilizar redes Wi-Fi privadas y aumentar la frecuencia de cambio y la complejidad de las passwords. Asimismo, los sistemas antivirus del computador personal deben ser actualizados periódicamente.

Otro riesgo a tener en cuenta es el robo de equipos computacionales de propiedad de la empresa. Normalmente las pólizas excluyen el hurto, además, las compañías de seguro podrían aducir que la operación de equipos fuera de la oficina implica una agravación o alteración del riesgo, limitando las coberturas, las que además, en caso de pérdidas, comúnmente se determinan a valores depreciados.

Por ello, al momento de contratar el seguro es importante informar detalladamente todos los equipos y  que exista un registro contable actualizado con la valorización de dichos activos.”

Fuente: Rodrigo Levy, Garnham Abogados
Para más información y consultas contactar a Rodrigo Levy [email protected]


Garnham Abogados

En Garnham Abogados asesoramos a nuestros clientes con las mejores estrategias legales. Nos anticipamos a sus necesidades y a visualizar potenciales contingencias, considerando los efectos de sus operaciones a nivel nacional e internacional.

Aportamos una visión global, combinando una sólida práctica legal, con un amplio conocimiento del marco en que se desarrollan los negocios. Entre nuestros clientes nacionales y extranjeros, se incluyen consorcios, empresas grandes y pequeñas de diversas industrias y sectores productivos, personas naturales, inversionistas individuales y fondos de inversión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.