Las empresas españolas gastan un total de 1.195,4 millones de euros en reclamar impagos, según datos obtenidos por CREDIT BACK, empresa de soluciones frente a la morosidad. Esto supone un gasto anual de cerca de 1.000 euros anuales por compañía, todo ello sin tener en cuenta los costes judiciales. Se trata de una situación especialmente complicada para las pequeñas y medianas empresas del país, que se ven afectadas debido a los efectos negativos que la morosidad tiene sobre la propia supervivencia de estas.

deuda litigiosaAsimismo, CREDIT BACK confirma que las empresas dedican 90 horas al año a reclamar dichos impagos, cifra que equivale a un total de 114.840.000 horas destinadas a la gestión de unas deudas que pueden incluso no ser recuperadas si no se gestionan con eficacia. Además, el coste administrativo es de 10,41 euros por hora.

Según datos oficiales, 1,2 millones de compañías se deben 81.700 millones de euros entre ellas. Esta información corrobora las conclusiones del II Barómetro de la Morosidad correspondiente al tercer trimestre de 2021 realizado por CREDIT BACK, que ya ponía de manifiesto que el 63% de las empresas ha experimentado un crecimiento de la morosidad en el tercer trimestre de 2021. Son unas cifras especialmente alarmantes para las pymes, que, aunque son la gran mayoría y contribuyen considerablemente en el crecimiento de la economía, ven su liquidez y funcionamiento gravemente afectados.

Hay que tener en consideración que las empresas que venden, no a consumidores finales, sino a otras empresas (B2B), según datos de CEPYME, realizan un 75% de sus ventas a crédito y, por lo tanto, están muy expuestas a sufrir morosidad. 

Ante esta situación, CREDIT BACK actúa a través de un sistema de prevención, detección, corrección y mejora continua en su compromiso de ofrecer soluciones rápidamente ante impagos. Por ello, proporciona a sus clientes la opción de que les cedan la gestión de toda su cartera de impagados, o bien decidan qué facturas quieren reclamar y de qué deudores. Del mismo modo, asume todo el coste del proceso de reclamación judicial, incluyendo abogados, tasas judiciales, procuradores y los costes para la ejecución de títulos judiciales.

Francisco Martín, CEO y Cofundador de CREDIT BACK, considera que “estos datos, además de la experiencia de CREDIT BACK, confirman el hecho de que, a la hora de reclamar facturas, cada día cuenta. En una situación de creciente insolvencia, es preciso que las empresas se anticipen y actúen cuanto antes para proteger sus recursos”. Martín pone especial énfasis en las pymes, ya que “los retrasos en los pagos de las facturas y la morosidad son unos de los principales inconvenientes a los que se enfrentan las pymes por ser más vulnerables que las grandes compañías”.

 Fuente: CREDIT BACK

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.