La medida no alcanzará a los socios y se extenderá hasta 2010.

Clifford Chance ha informado que cada oficina decidirá si corresponde o no otorgar bonos a los letrados.

«El trabajo duro y la dedicación de nuestros profesionales no está en cuestión, pero la actual situación económica, sin precedentes, nos obligan a llevar a cabo un control de nuestros gastos en un año difícil para nosotros y nuestros clientes”, dijo socio director a nivel global de Clifford Chance, David Childs, en un comunicado de prensa.

La medida alcanzara a los casi 200 abogados que Clifford Chance tiene en España, de un total de 300 empleados.