Comienza a regir tratado entre Chile y Uruguay para eliminar la doble imposición en impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio.

Recién el 24 de enero pasado se publicó en el Diario Oficial el Decreto N° 271 de 2018 del Ministerio de Hacienda, que promulga el Convenio entre el  Chile y Uruguay para eliminar la doble imposición con relación a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio, y para prevenir la evasión y elusión fiscal.

Si bien el decreto promulgatorio acaba de ser publicado en el Diario Oficial, ese Convenio entró en vigor el 5 de septiembre de 2018 y se aplicará respecto de los impuestos que afecten las rentas obtenidas a contar del 1 de enero del 2019.

Este tratado acrecienta a 33 el número de convenios que Chile tiene al presente vigente con otros países, los que pretenden aliviar el impacto económico que el doble pago de impuestos tiene sobre los contribuyentes respecto de algunas rentas.

Este convenio tiene como objetivo que los contribuyentes paguen impuestos a la renta solo en el país en que el beneficiario de dicha renta tenga su domicilio o residencia, liberándolas de dicho impuesto en el país desde el cual ellas se pagan. Este acuerdo sigue el modelo de la OCDE, en que la renta se grava en el país de residencia y no en el país fuente de dicha renta.

De este modo, si una empresa chilena presta un servicio a una empresa en Uruguay, el pago que se le haga desde este último país por sus servicios (beneficio empresarial) solo pagará impuesto a la renta en Chile, no siendo afectada por dicho gravamen en Uruguay.

Aun así, es necesario recordar que no todas las rentas siguen la misma suerte, ya que existen varios casos en que ellas pueden ser gravadas con impuesto a la renta en ambos países, ya sea total o parcialmente. No obstante, en estos casos el impuesto que se pague en el país fuente de la renta, generalmente como una retención, en la mayoría de los casos servirá como crédito en el país del beneficiario de la renta.

Por otro lado, este convenio concede facultades a las autoridades tributarias de ambos países para intercambiar información de sus contribuyentes que pudieran verse afectados por el convenio o que pudieren estar sujetos a impuestos en la otra nación.

En la actualidad Chile tiene suscrito pero no vigente un convenio para evitar la doble tributación con Estados Unidos. Esto resulta relevante respecto de contribuyentes que se encuentren acogidos al régimen semi integrado de tributación, ya que las utilidades que paguen a sus dueños residentes o domiciliados en países con los cuales Chile tiene vigente un convenio de esta naturaleza, no se verán afectadas con la obligación de restitución.

Dicho de otro modo, estos dueños extranjeros de empresa chilena solo se verán afectados en Chile por un Impuesto Adicional de tasa efectiva 35% y no el actual 44,45%, lo que se aplica incluso transitoriamente respecto de aquellos países con los cuales Chile tiene un convenio suscrito pero no vigente, como el caso de Estados Unidos.

Fuente: Patrick Humphreys –  Socio Garnham Abogados