Tras dos meses de negociaciones, los Veintisiete, reunidos en Luxemburgo, han definido nueve corredores prioritarios que esperan que permitan trasladar al tren parte del transporte de mercancías que en la actualidad colapsa las carreteras europeas, así como reducir los niveles de contaminación en el sector.

No obstante, el acuerdo tiene que ser analizado y ratificado por la Eurocámara, algo que está previsto que ocurra el mes de octubre.

Lo más significativo del acuerdo para España es que, además del corredor atlántico -que ya se esperaba-, se incluye el mediterráneo y se contempla la posibilidad de conexión entre Madrid, Zaragoza y Barcelona.

Uno de ellos será el «corredor mediterráneo», que conectará Almería con Francia a través de Valencia y Barcelona, una de las prioridades que se había marcado el Gobierno español.

El segundo proyecto que afecta a España es el tramo denominado «central-atlántico», que unirá Lisboa y Francia y pasará por Algeciras, Madrid y San Sebastián.

España se ha comprometido a finalizar ambos tramos para 2012. De no hacerlo la Comisión Europea podría optar por abrir un procedimiento de infracción en su contra.

Preguntado al respecto, el comisario europeo de Transportes, Antonio Tajani, no quiso entrar en detalles ni precisar si esta fecha le parecía poco realista y se limitó a decir que analizaría la cuestión cuando se reúna en julio con el ministro español para preparar la Presidencia española de la Unión Europea.

Aunque el reglamento para el desarrollo de los corredores contempla la financiación comunitaria como una posibilidad, esta opción parece poco probable en la práctica, según fuentes diplomáticas.

España se mostró satisfecha con la decisión porque mejorará su conexión con Francia, Portugal y el resto de la Unión Europea. «Esta es una de las prioridades que se había marcado el ministro (José Blanco) tras su incorporación a la cartera», señaló la nueva secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez.

El planteamiento pactado permitirá además llevar el entramado ferroviario europeo hasta Andalucía, recordó la secretaria de Estado.