A veces es inevitable que el amor entre una pareja se acabe y contra eso poco podemos hacer. Pero lo que sí que podemos hacer es que la relación acabe lo mejor posible, porque a priori no hay ningún motivo para acabar peleados. Mucho menos si hay hijos menores en común, pues al final los que sufren las consecuencias son ellos. No tiene sentido empezar una guerra judicial cuando si se hablan las cosas se puede llegar aún entendimiento, asumiendo que la relación de pareja ya está rota, y empezar así los trámites de un divorcio de mutuo acuerdo.

El primer paso es redactar el convenio regulador. Una vez acabado se te envía para que, junto a tu ex pareja, lo reviséis y digáis si es necesario hacer alguna modificación. Si todo está correcto solo tenéis que firmarlo y volverlo a mandar al abogado.

Los puntos básicos que debe regular un convenio regulador son los siguientes:

  • Atribución de la guarda y custodia. ( En caso de hijos menores)
  • Atribución del domicilio familiar.
  • Régimen de visitas que tendrá el familiar no custodio.
  • Pensión de alimentos a pagar para la manutención de los menores.
  • Destino tanto de los bienes muebles e inmuebles, cuentas corrientes, deudas, pertenencias, etc…

Estamos hablando de aspectos muy sensibles con lo cual es importante estar bien asesorado.

Debemos puntualizar que específicamente en Catalunya, se debe acompañar además un plan de parentalidad, que normalmente está insertado dentro del propio convenio regulador.

El divorcio de mutuo acuerdo o express se inicia con una demanda, a la cual se le adjunta el convenio firmado por ambos y la documentación acreditativa del matrimonio y de los hijos si los hubiese (Certificado de matrimonio y Certificado de nacimiento de los hijos) así como del domicilio de uno de los dos (o el último común).

Una vez empieza la tramitación en el juzgado, se citará a ambas partes para que acudan a firmar nuevamente el convenio y de paso otorgar poderes al procurador. Lo que se llama la ratificación del convenio. Este acto deberá ser realizado por ambas partes pues el juez quiere estar seguro que la primera firma del convenio no se hizo bajo amenazas o coacciones y que ambas partes estaban en plenas facultades en ese momento.

Una vez ratificado, el juez recoge todos los puntos del convenio en una sentencia que dictará a las pocas semanas de haberse realizado la ratificación del convenio y manda la inscripción del divorcio de mutuo acuerdo en el Registro Civil donde consta inscrito el matrimonio.

Éste procedimiento como véis es muy sencillo y no debería durar más de 2 o 3 meses, pero como siempre, dependemos de la saturación que existe en las oficinas de los juzgados con lo que puede que en algunos casos exista cierta demora en la tramitación.


  • Divortium
  • Bufete de Abogados Especializados en Divorcios Express

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.