En un discurso pronunciado ante la conferencia de revisión de las ayudas al comercio, organizada por la Organización Mundial del Comercio (OMC), Zoellick recordó que este programa se pactó durante la reunión del G-20, y que consiste en proporcionar liquidez por valor de 50.000 millones de dólares para dar soporte a la financiación del comercio.

Esta iniciativa es parte de la cooperación entre el BM y la OMC, que, ante la caída de las exportaciones e importaciones, consecuencia de la crisis económica global, decidieron movilizar recursos adicionales, como la ampliación de las garantías de cobertura del crédito a bancos de países en desarrollo, con 3.000 millones de dólares (2.152 millones de euros).

Zoellick destacó que la crisis ofrece una oportunidad para desarrollar nuevas alianzas comerciales, especialmente con el sector privado, y recalcó que existen excelentes ejemplos de acuerdos productivos con el sector privado de manera global, notablemente, con compañías logísticas.

«El comercio fue uno de los primeros sectores diezmados por la contracción del consumo en países con ingresos elevados, pero también será uno de los primeros en recuperarse cuando la economía global repunte», destacó Zoellick, quien solicitó nuevamente apoyo para el sector para aprovechar las oportunidades que puede presentar la recuperación económica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.