El Grupo RLD ha creado el departamento de ‘corporate compliance’ con la participación de diferentes profesionales del despacho, para poder ofrecer un servicio de máxima calidad tras la entrada en vigor en el pasado mes de Diciembre de la reforma del Código Penal a través de la cual se introduce el principio de responsabilidad penal de las personas jurídicas.

RLD ofrece un asesoramiento integral a las sociedades en el cumplimiento de la normativa y la ética empresarial con una estrategia multidisciplinar que permite afrontar cualquier reto originado por el cambio de la legislación. “De esta forma cumplimos con una demanda de nuestros clientes que están acostumbrados a nuestra calidad de servicios jurídicos,” comenta Rafael López-Dieguez Piñar, portavoz del despacho.

RLD asesora sus clientes corporativos en la detección y evaluación de los principales riesgos y amenazas en función de la actividad de la empresa, de sus cargos y puestos de trabajo. El despacho participa en la elaboración y redacción “a medida” del Protocolo de Prevención Penal que especificará las medidas y planes de actuación que deberán desarrollarse en la empresa, incluidos los sistemas internos de denuncia. Y finalmente RLD realiza la formación a los responsables de la empresa y al encargado del Protocolo.

“Hemos creado un servicio muy completo analizando previamente las necesidades de nuestros clientes. Un equipo multidisciplinar garantiza la perfecta sincronización de Corporate Compliance con los demás departamentos de RLD dedicados al asesoramiento de empresas,” subraya Rafael López-Dieguez Piñar.