Casualidades caprichosas de la vida. Este miércoles 20 de junio que ayer disfrutamos no será indiferente en nuestra historia contemporánea:  El mismo dia que el Tribunal Constitucional legalizaba Sortu por seis votos contra cinco y declaraba nulo el Auto de la Sala Especial del Tribunal Supremo del Art. 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, de 30 de marzo de 2011, por el que se declaró la improcedencia de la constitución de este partido  político por presuponer que era   continuado sucesión del Partido Político declarado ilegal y disuelto Batasuna, en Cádiz, lugar de origen de nuestro constitucionalismo, Juan Antonio Xiol, presidente de la Sala Civil del Supremo y uno de los candidatos a ser nuevo Presidente del Supremo si se confirma la dimisión de Carlos Dívar en los próximos días, señalaba en su intervención la necesidad de respaldar el papel de la justicia y que “no podemos aceptar que estas crisis se traduzcan en la falta de confianza en nuestra función y en el papel del Derecho como instrumento básico para la conformación de la organización social porque nuestro poder no es un poder político, ni está basado en la fuerza ni en la riqueza, sino en la densidad ética y en la autoridad del Derecho como expresión de la racionalidad práctica construida con arreglo a la ley. “

Durante un discurso pronunciado en el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz, en representación del Presidente de este Alto Tribunal, Xiol Ríos aseguró que los jueces y magistrados, «en una abrumadora mayoría» trabajan por cumplir la función que la Constitución les asigna «con honestidad, esfuerzo y austeridad». También dejó claro que es fundamental por los poderes y por la opinión pública “se acepte la autoridad del Derecho, se preserve nuestra independencia y se respete nuestra función y la autonomía de nuestros órganos de gobierno, tal como está concebida constitucionalmente y de acuerdo con la configuración que haga de ellos el poder legislativo, a iniciativa del Gobierno de España, dentro de los límites de la Constitución.”

Durante este discurso, titulado  Xiol Ríos recordó que el Supremo Tribunal de Justicia se instaló el 20 de junio de 1812, hace hoy exactamente 200 años, en la Casa Recaño de Cádiz, también conocida como Torre Tavira, lugar que han visitado antes de la recepción oficial en el Ayuntamiento gaditano. Al principio de su intervención tuvo palabras para recordar aquellos magistrados que cayeron en manos terroristas, en el último cuarto del siglo XX. Tras ello, explico con bastantes detalles  la creación del Tribunal Supremo, en el contexto de la propia  Constitución española de 1812, que este año celebra su bicentenario y cuyo «inconmensurable valor» destacó como “origen del constitucionalismo en nuestro país”.

En otro momento de su intervención dejó claro que  ‘La Pepa’, el nombre con el que se conoce popularmente a la Constitución gaditana, promulgada hasta tres veces en España (1812, 1820 y 1836), evoca «la clandestinidad como remedio para mantener la libertad en situaciones convulsas adversas a la dignidad y los derechos de la persona». Además, puso de manifiesto que la Constitución de Cádiz «inspiró» varias constituciones europeas, teniendo «un decisivo impacto» en los orígenes constitucionales y parlamentarios «de la mayor parte» de los estados americanos en el proceso hacia la independencia «y después de conseguida esta».

Reacciones a la legalización de Sortu

Mientras tanto,a más de seiscientos kilómetros de este evento tenía se conocía el fallo del Constitucional que provoca  la legalización de Sortu, con tres votos particulares que conoceremos en los próximos dias. Esta decisión  volvía a abrir una brecha de discrepacia importante  en nuestros partidos políticos. Desde el Gobierno las declaraciones eran escasas pero dejaban de traslucir enfado. El ministro de Justicia, Alberto-Ruiz-Gallardón expresaba  ayer miércoles la «discrepancia» del Gobierno con la decisión del Tribunal Constitucional de ñpermitir que Sortu se legalice como partido político. El propio ministro volvía a reiterar que  lo que hace falta es que ETA se disuelva en declaraciones a los periodistas en la sede de su departamento, reiterando   la «inquebrantable voluntad de lucha permanente contra el terrorismo» del Gobierno. El Ejecutivo espera conocer el contenido de la sentencia y de los votos particulares para conocer cuáles son los límites que se establecen a la participación política de Sortu.

Por su parte, el portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, consideraba que esta legalización de Sortu  contribuirá a «acelerar el proceso del fin definitivo de la violencia y a reforzar la convivencia en Euskadi». Además, instaga a los dirigentes de Sortu a «hacer realidad con los hechos» las «contundentes» expresiones recogidas en los estatutos de la formación contra la violencia de ETA, que son las que, en su opinión, «han volcado» la decisión del Constitucional a favor de la legalización.

Por su parte, la asociación Voces contra el Terrorismo criticaba esta decisión calificándola de retroceso en sus propias reivindicaciones y «un gran avance para los intereses de ETA»: Según señaló  la VCT en un comunicado, «sólo hay que observar quiénes están celebrando esta decisión» y quiénes se sienten «traicionados y con gran desazón». La asociación que dirige Francisco José Alcaraz considera que la decisión del TC es «política», ya que los informes de la Guardia Civil «confirmaban que Sortu era una nueva marca de ETA».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.