TABEl Colegio de Notarios de Cataluña acogió la pasada semana la celebración del 24 Aniversario del Tribunal Arbitral de Barcelona. Joan Carles Ollé, decano del Ilustre Colegio de Notarios de Cataluña y representante de la Asociación Intercolegial fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes y manifestó “el deseo que el arbitraje vaya penetrando poco a poco en la cultura jurídica, hecho por el cual los notarios recomiendan a sus clientes añadir en las escrituras la posibilidad de recorrer al arbitraje en caso de conflicto, previamente a recorrer a los tribunales».

Joan Carles Ollé estubo acompañado en la mesa inaugural por representantes de las instituciones que forman parte del Tribunal Arbitral de Barcelona: Xavier Coronas, secretario general de la Cámara de Comercio de Barcelona; Antoni Vives en representación del Consejo de la Abogacía Catalana; Antoni Giner, decano del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de Cataluña; Lluís Sales, secretario del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona y por el presidente del Tribunal Arbitral de Barcelona (TAB), Jesús de Alfonso.

Alfonso expuso la actividad realizada por el TAB en el año 2012, destacando que la cuantía de los conflictos resueltos a través del arbitraje aumentó un 28% pasando de los 54 millones de euros en 2011 a los 69,9 del 2012. Además, añadió que en 2012 se tramitaron 71 expedientes, de los cuales un 3% fueron internacionales. También apuntó que en 2012 se realizaron un 25% de arbitrajes bilingües (castellano y catalán) y que un 10% fueron arbitrajes de equidad. Asimismo, De Alfonso indicó que los conflictos financieros siguen siendo los más habituales (30%), seguidos de los societarios (17%) y de los referentes a la construcción (14,4%).

Por otro lado, el presidente del TAB afirmó que el traspaso de competencias a los Tribunales Superiores de Justicia hecho por la reforma del 2011 “no puede suponer empezar de cero en la cultura arbitral en los Tribunales de Justicia” y añadió que “España se había ganado el reconocimiento de país amistoso con el arbitraje, que es imprescindible para que el país cuente internacionalmente en el arbitraje”. Así, mostró su preocupación por la dispersión de instituciones arbitrales y para que el Estado español no pierda posiciones en el mundo del arbitraje. Finalmente, añadió que el futuro pasa por abaratar los costes del proceso arbitral eliminando el gasto en papel y apostando por resolver conflictos en la nube.

A continuación, Jesús de Alfonso hizo entrega del premio TAB 2012 al mejor artículo periodístico sobre arbitraje a la periodista del diario ARA, Laura Díaz-Roig.

La jornada continuó con una mesa redonda alrededor de los nuevos retos de las instituciones arbitrales después de la reforma de la ley 60/2003. Manuel de Lorenzo, director del Tribunal Arbitral del ICAValencia, explicó como funciona la designación de los árbitros, que deben acreditar más de cinco años de experiencia y destacó “la importancia de la transparencia del proceso”. Por su lado, Javier Messia, secretario de la Corte de Arbitraje y Mediación de Toledo, destacó el papel de la “cultura arbitral” y el deber dinámico de las instituciones arbitrales de velar por la independencia y la transparencia de los procesos de arbitraje. Finalmente, Salvador Capdevila, secretario del Tribunal Arbitral de Girona, apuntó que “la difusión de la función del arbitraje y sus ventajas es capital para su futuro” y ha añadido que el arbitraje debe ser flexible y hacer que las dos partes se sientan cómodas con el proceso. Los tres ponentes también han estado de acuerdo en que la especialización de los árbitros prima por delante de los turnos rotatorios.

Seguidamente, Pilar Perales, catedrática de Derecho Mercantil de la Universidad Carlos III de Madrid, reflexionó sobre la responsabilidad de las instituciones arbitrales destacando que el modelo español se basa en la exoneración limitada de la responsabilidad y apuntó que el Seguro de Responsabilidad Civil “debería ser mucho más relevante en los procesos arbitrales”. Finalmente, Francesc Torralba, director de la Cátedra Ethos de Ética aplicable de la Universidad Ramon Llull, versó sobre la ética y el arbitraje, resaltando como principales cualidades de un buen árbitro la competencia, la autonomía de la voluntad, el auto dominio emocional, la imparcialidad, el principio de beneficencia, la humildad, la confidencialidad, la prudencia y la ductilidad.

Acerca del Tribunal Arbitral de Barcelona

El Tribunal Arbitral de Barcelona (TAB) se fundó formalmente en 1.989 al amparo de las previsiones de la Ley de Arbitraje de 1.988 a pesar de que durante las discusiones parlamentarias de la referida ley un grupo de juristas ya tomaron la decisión de fundarlo con la intención específica de intervenir activamente prestando servicios en el ámbito de los conflictos mediante el arbitraje o cualquier otra institución similar como la conciliación. Esta iniciativa fue respaldada inicialmente por instituciones como el Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Cataluña, el propio Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, la Cámara de Comercio de Barcelona y el Colegio Notarial de Cataluña.En junio de 2009 se sumó el Decanato Autonómicode Registradores Mercantiles y de la Propiedad de Cataluña.

La Asociación nació y subsiste con el propósito de servir a la Sociedad, facilitando que profesionales o personas neutrales de reconocida integridad y capacidad así como prestigio y notable carrera profesional que tengan disponibilidad para dedicarse, puedan entender los conflictos, sus razones y el ámbito en el que se han desarrollado e intervenir en su solución, entendiendo la paz social como valor supremo. Cabe resaltar como elemento de gran importancia que un laudo arbitral tiene el mismo efecto que una sentencia judicial final.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.