El pasado 21 de diciembre, mediante sentencia 890/2021, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo desestimó el recurso de casación, interpuesto por Bankia, contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que le condenaba a indemnizar a Unión Mutua Asistencial de Seguros (UMAS) en concepto de daños y perjuicios por el contenido inexacto del folleto de emisión de salida a bolsa u oferta pública de suscripción (OPS).

bankia - diario juridico
Imagen: Diego Donis, Asesor Jurídico en Labe Abogados

El punto de partida de la problemática jurídica estriba en la no obligación de publicar el folleto en aquellos casos en los que la oferta vaya dirigida de manera exclusiva a inversores cualificados, como es el caso de UMAS. No obstante, la Ley del Mercado de Valores, en el momento de la OPS, no establecía qué hacer en un caso como el de Bankia, en el cual se emitió la oferta de manera simultánea para dos tramos de inversores diferentes: minoristas y cualificados. 

La existencia de inversores minoristas hacía obligatoria la publicación del folleto. La pregunta es si esa inexactitud del folleto no obligatorio en el caso de inversores cualificados les afectaba. A esta pregunta responde la Sala Primera del Alto Tribunal de manera afirmativa, dando pie a una posible condena civil a la entidad emisora.

En este sentido, el Tribunal Supremo sigue la misma línea establecida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en la sentencia de 3 de junio de 2021. El TJUE reconoce la aplicabilidad de la responsabilidad por folleto también a los inversores cualificados en los supuestos de coexistencia con inversores minoristas. 

La clave está en ver, caso por caso, si el inversor institucional y cualificado pudo disponer de una información distinta a la contenida en el folleto. En el caso concreto analizado, al ser una OPS, se estaba ante una emisión de acciones sin historial previo de cotización. Esto complicó que UMAS pudiera tener conocimiento de información diferente a la contenida en el folleto de emisión, que, pese a ir dirigido a inversores minoristas, influyó en la decisión de compra de acciones del inversor institucional. 

En definitiva, al reconocer la Sala Primera, de forma previa y reiterada, las graves deficiencias con las que contaba el folleto de emisión de la OPS de Bankia, y quedando probado que UMAS no dispuso de más información que la especificada en dicho folleto, el recurso se desestima y se confirma la responsabilidad de Bankia, con la correspondiente condena al pago de indemnización en concepto de los daños y perjuicios causados.


Autor: Diego Donis, Asesor Jurídico en Labe Abogados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.